La Web de ALFONSO ESTUDILLO
  • ARTÍCULOS DE OPINIÓN
    Año 2004

    Un buen empleo

  • ¿Quiere Vd. un buen trabajo con poco ídem y un sueldo de muchas pelas todos los meses? Pues, venga, que le explico.

    Los escasos requisitos son ser hombre, mujer o similar, en edad laboral y sin taras físicas visibles. Estudios requeridos, ninguno: con que sepa leer y escribir y las cuatro reglas, ya le sobra. Se valora especialmente a individuos que, sin ser necesariamente inteligentes, sean listos, sagaces y avispados, y que sepan marear la perdiz y vender la burra. A ser posible, ambidiestros, con facilidad para el manejo de ases, reyes y comodines y con ciertas dotes en el arte del birlibirloque. Preferibles tipos diplomáticos por naturaleza, sosegados, tranquilos y cachazudos, con facilidad para poner cara de tonto cuando interese y hacer oídos sordos cuando la situación lo requiera. Imprescindible ser dúctil y dispuesto a reconfigurar cualquier principio o norma de conducta cuando los superiores intereses del partido así lo demande.

    ¿Y de sueldo? Joder.... Bueno, en realidad, este tema será el primero que se debata en cuanto los que somos estemos en el tajo, pero, así por encima, puede contar con unos 10.000 euros como fijo mensual, aparte, dietas, pluses, extras, complementos de viajes, estancias... y un largo etcétera que en conjunto viene a suponer otros diez mil más. En total, unos veinte mil euros de vellón o casi tres millones y medio de pesetas cada mes. Y más cosas..., pero esas no se pueden decir -y menos por escrito-.

    ¿Y qué es lo que hay que hacer? Nada, ya digo... Ir al tajo y estar al pie del cañón -por lo que sea-, decir que no a todo lo que digan los de los demás partidos, poner énfasis como si fuera verdad cuanto digas -por si están las cámaras- y hacer tiempo para que llegue fin de mes y poner la mano. Más o menos, lo mismo que en las demás fábricas de la marca...

    Eso es todo cuanto hace falta para ser eurodiputado. Ya lo sabe. Si está Vd. interesado, vaya apuntándose y cogiendo sitio en su partido, trepe cuanto pueda y aguarde a que un buen número de los... (disculpe, es que no me gusta decir "papafritas") individuos e individuas de los tantos millones que componemos el elenco eurovotante le demos el voto en las próximas. Si tiene suerte y repite un par de veces, habrá recogido grano como para llenar el granero y exportar a las Helvéticas.

    Mientras tanto, nosotros, los llamados a las urnas, jilipuertas irredentos, papafritas de solemnidad, pánfilos ingénitos, cantamañanas de la paga extra, zambullos desboinados de veinte mil duros al mes, repapanatas creyentes de estrado y púlpito, refocilados boñigos ausentes de lógica y escasos de fe, pero votantes empedernidos, cabizbajos y meditabundos, nos seguiremos acordando de su pedazo de sueldo, de su enorme capacidad y espíritu de sacrificio para trabajar por nosotros y de su estricto y escrupuloso sentido de la justicia para el reparto.

    Y de su santa madre. No lo dude.







volver      |      arriba

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    ARENA Y CAL


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio