La Web de ALFONSO ESTUDILLO
  • POESÍA

  • FILOSOFÍAS DE LA MUERTE Y EL PERDÓN





    No se llenaron mis manos con tu muerte,
    ni tus astas de mi sangre...

    Volverás...
    Sentirás de nuevo el latir profundo de tus tierras calmas,
    y vendrán estrellas a aliviar tus ojos, a besar tu frente,
    y la luna llena, tu luna, tu amiga, tu luna de siempre
    volverá desnuda a llenar tus noches de caricias blancas.

    Volverás...
    Sentirás de nuevo el silencio hondo de tus campos verdes,
    la luz derramada, el bramar del Yeltes, del Huebra, del Tormes...
    apenas suspiros en las noches quietas, suspiros del agua
    sin dolor de sangre que se escape presta a empapar las ansias
    de la tierra y de los hombres.

    Volverás...
    Y no habrá clarines con voz de gemido que anuncien los miedos,
    ni voz de timbales, ni música o trueno que restalle en llanto,
    sonidos de muerte que llegan tan hondo, que llegan tan dentro...
    Sólo habrá silencios,
    y los ecos grandes de tu propio corazón... Y los recuerdos.

    Volverás...
    Y no habrá más vuelos de rojas gaviotas que al quiebro te engañen,
    ni habrá gladiadores con disfraz de plata y voces de retos,
    ni herirán tus ojos el falso relumbro del oro, ni aceros
    brillarán ya nunca sembrando en tu cuerpo claveles de sangre.

    Volverás...
    Para ser de nuevo bravura y nobleza, señor de los campos,
    y vendrán estrellas a aliviar tus ojos, a besar tu frente,
    y la luna llena, tu luna, tu amiga, tu luna de siempre
    volverá desnuda a llenar tus noches de caricias blancas.

    No se llenaron tus astas con mi muerte,
    ni mis manos de tu sangre.
    Quedamos en paz.
    Estamos en paz...
    ya para siempre.








volver      |      arriba

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    ARENA Y CAL


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio