• anabel

    BIOGRAFÍAS

    MATILDE ASENSI

    por Anabel Sáiz Ripoll


Matilde AsensiMatilde Asensi, (Alicante, 1962) es, en la actualidad, una escritora que asocia su nombre a la calidad literaria y al éxito seguro. Muchos la comparan con Arturo Pérez- Reverte, el otro creador de best-seller español, aunque hay diferencias entre los dos: "No conoce personalmente a Pérez-Reverte (...). Su método de trabajo, de minuciosa investigación bibliográfica no puede ser más opuesto al del de Cartagena, amante de pisar el terreno y mezclarse con la gente que le sirve de inspiración para sus novelas. Asensi trabaja enclaustrada y con nocturnidad."

Matilde Asensi estudió Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona y trabajó tres años en los informativos de Radio Alicante-Ser. Después pasó a RNE y simultáneo su labor como corresponsal de la agencia EFE con la responsabilidad de los informativos locales y regionales para la radio. Del mismo modo colaboró en periódicos como "La Verdad" e "Información". Desde 1991 desempeñó un puesto de trabajo en el Servicio Valenciano de Salud.

Matilde Asensi 2En cuanto a su quehacer literario fue finalista de los premios literarios Ciudad de San Sebastián (1995) y Gabriel Miró (1996) y ganó el primer premio de cuentos en el XV certamen literario Juan Ortiz del Barco (1996) de San Fernando (Cádiz) y la XVI edición del Premio de Novela Corta Felipe Trigo (1997) de Badajoz.

Su primera novela, El Salón de Ámbar (Plaza y Janés, 1999) tuvo muy buena acogida de público y crítica. Siguió Iacobus (Plaza y Janés, 2000), El último Catón (Plaza y Janés, 2001) y la recientísima El origen perdido (Planeta, 2003).

Hasta ahora sus novelas pueden calificarse como históricas, pero con grandes dosis de intriga y sin descuidar aspectos novedosos y actuales como es la informática y todas sus posibilidades al servicio de la literatura. Matilde Asensi es el ejemplo de escritora que, sin moverse de casa, pero con una investigación bibliográfica completísima, puede llegar a escribir novelas de verosimilitud asombrosas. Ella misma dice sorprendida: "¿Cómo se ha quedado incrustada en la mente de las personas esa idea romántica de que el escritor ha de ir al sitio para conocerlo?" Por otra parte, manifiesta un temor rotundo al avión, con lo cual se complican más las investigaciones en vivo y en directo. Matilde Asensi nos explica, brevemente, cuál es su método de trabajo: "Cuando estoy en proceso de escritura, me levanto a las 16.00 o 17.00 porque me acuesto a las 7.00 o a las 8.00. Es una herencia de cuando trabajaba de administrativa en el turno de noche del servicio de Urgencias del Hospital de San Juan. Por la noche, el teléfono no suena, hay silencio absoluto e Internet funciona más rápido."

Salón de Ámbar El Salón de Ámbar combina las nuevas tecnologías con el robo de obras artísticas y una aventura bien resuelta. En 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, el ejército nazi saqueó los palacios zaristas y se llevó, de ellos y de los museos de la Unión Soviética, obras de arte valiosísimas. Entre las mejores, las más buscadas y añoradas por el pueblo ruso está el famoso Salón de Ámbar, una cámara del S. XVIII, construida con ámbar semitransparente del Báltico. Eso ocurrió en el pasado; mientras, en el presente, Ana Galdeano, una anticuaria de Ávila, perteneciente a un grupo internacional de ladrones de obras de arte, el grupo del Ajedrez, se ve implicada en una aventura, que se inicia de forma virtual y la acaba llevando a ella, y a su grupo, al subsuelo de Weimar y al descubrimiento apoteósico de ese salón que se hallaba oculto, gracias a la pérfida inteligencia de dos jerarcas nazis. Bien, el salón tendrá un destino poco claro y la historia acaba, aunque queda abierta al futuro porque habrá nuevas incursiones del grupo en otras operaciones. La acción, conforme avanza el relato, cada vez es más trepidante e intensa. La novela está narrada por la propia Ana, desde el presente, quien recuerda con total nitidez ese episodio que a ella, y a otros más, les cambió la vida.

IacobusIacobus es otra novela de corte histórico, pero que se remonta a la Edad Media, al S. XIV. Concretamente el narrador cierra su peripecia en el año 1319. Nos habla de la época inmediatamente posterior al ajusticiamiento del Gran Maestre de la Orden del Temple. Galcerán de Born, monje de la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén, nos cuenta en primera persona, cómo su vida cambió rotundamente al ser enviado por el Papa Juan XXII a investigar las muertes de Clemente V y el rey de Francia, Felipe IV, ocurridas de manera poco clara. Galcerán emprende una aventura llena de obstáculos y de acontecimientos que lo llevan de Aviñón a París, pasando por el Camino de Santiago, Finisterre y Portugal. A la manera de un quijote, Galcerán se acompaña por un joven novicio, García, y tiene la ayuda de Sara, una hechicera judía con la que acabará implicándose emocionalmente. Poco a poco va descubriendo que la Orden del Temple, aún desaparecida, sigue teniendo un poder inmenso. Matilde Asensi nos deja boquiabiertos ante una sociedad medieval, viva, actual, absolutamente real. Es una novela que desvela muchas claves mágicas del Camino de Santiago, centro no sólo de peregrinación, sino de tramas y de complots, de magia, de cabalística. Es una novela, en suma, escrita con poderosa garra literaria que aúna el diálogo ágil con precisas referencias históricas.

El último CatónEl último Catón, del que se han vendido más de 150.000 ejemplares, es una novela superior que fascina e interesa a partes iguales. Ottavia Salina, una religiosa paleógrafa, es requerida por sus superiores para descifrar unas extrañas señales que han aparecido en el cadáver de un etíope y que resultan ser los símbolos del Crismón. Junto a la monja, está el Capitán de la Guardia Suiza Vaticana, Glauser-Roïst y el profesor Boswell. Los tres empezarán a descifrar los enigmas de esas marcas, al principio con medios informáticos, después de manera real. Todo los lleva a los staurofílakes, los que se consideran los auténticos custodios de la Cruz de Cristo. La religiosa y los dos hombres emprenden un viaje, no sólo físico, sino espiritual que les cambiará la vida por completo. Pasan por siete pruebas basadas en los siete pecados capitales para resolver el misterio. La habilidad de la autora es que se nutre de unas fuentes históricas y literarias reales, pero que sabe dar los toques de magia y de fascinación a una historia que mezcla intriga con peripecia humana y persona. La doctora Salina nunca volverá a ser quien era al principio, ya que en el transcurso de esa peripecia no sólo descubre que procede de una familia mafiosa sino, lo que es más importante, que se ha enamorado del profesor. Ella misma, en primera persona, es quien nos cuenta su propia historia.

El origen perdidoEl origen perdido es, hasta ahora, su proyecto más ambicioso. Una misteriosa enfermedad deja en estado vegetativo al hermano de Arnau Queralt, un hacker y reputado empresario informático de Barcelona. Arnau comienza a investigar entre los documentos de su hermano y termina, junto a dos amigos Marc y Lola y Marta, una profesora de la Universidad (personaje que va evolucionando a lo largo de la novela de manera clave), implicado en una aventura más allá de lo esperado. Acaba encontrando la raíz de esa enfermedad en el aimara, el idioma de los antiguos pobladores del altiplano andino. Se trasladan a Bolivia y allí investigan las ruinas de Tiwanacu y la selva amazónica hasta dar con la clave que podrá volver a su hermano a la vida normal.

La novela es un ejercicio de inteligencia, de lógica, un prodigio literario que nos asombra ya que Matilde Asensi nos lleva a lo más hondo del ser humano, al porqué de las palabras, al porqué de la lengua. Y todo a raíz de la certeza de que aún hay zonas del planeta que no han sido cartografiadas, que son verdaderos enigmas. La novela concentra una investigación total relacionada con el aimara, a los restos incas, a los tocapus, a la espeleología... en fin, al origen de las palabras y también a una historia humana en torno a las redes de Internet, al amor, a la ambición, al desarrollo de la Humanidad. Todo un fresco que alude a la conquista de América y nos ofrece una nueva mirada, mucho más limpia y fresca que la que podemos leer en otros manuales, más doctos, pero no tan intensos como El origen perdido.

Matilde Asensi, estamos viendo, no desdeña nunca los elementos de la vida cotidiana (sus personajes comen, hay recetas reales, tienen necesidades), los sentimientos (suele haber una historia de amor siempre de fondo) y los une con la investigación bibliográfica más exhaustiva y un conocimiento de Internet realmente fascinante al lado de la parte más fantasiosa del ser humano a la que ella no renuncia. Además, una de las constantes de su obra es que acude a la primera persona narrativa, lo cual hace que sean tramas mucho más cercanas, más directas, que atrapan sin duda al lector.

En suma, hay que estar atentos a la siguiente obra de esta autora alicantina que dice de ella misma: "Yo tengo una cabeza muy analítica, no me creo casi nada a priori, pero llega un momento en que dices: ¡Qué vida tan sosa!... Por eso necesitamos la fantasía. Nos ha costado tantos años quitarnos el lastre de la superstición que ahora miramos todo lo que no sea racional con mucha prevención, pero un poco de magia en los ojos no nos vendría mal".












volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio