• Fco. Arias

    BIOGRAFÍAS

    BLANCO WHITE

    por Francisco Arias Solís


Blanco White Denostado por Menéndez Pelayo, Lista, Gallego, etc., que le acusaban de "furor antiespañol y anticatólico", Blanco White fue recluido en el olvido del que le han sacado los estudios de Vicente Llorens y Juan Goytisolo, especialmente, demostrando la existencia de un escritor incisivo, conocedor de las costumbres, modos y maneras de la convivencia española, que critica justamente y rechaza, como también hará Larra un poco más tarde.

José María Blanco Crespo, más conocido por Blanco White, nace en Sevilla el 11 de julio de 1775. Hijo de un comerciante de origen irlandés, se le preparó al principio para la profesión paterna, pero el muchacho detestaba las letras de cambio y sentía afición por la música y los libros. A los doce años declaró a su madre que no quería ser más que sacerdote. Al cumplir los catorce empezó el estudio de la filosofía en el Colegio de los Dominicos.

En 1805 se trasladó a Madrid "buscando -decía- una pobre sombra de libertad". Allí acude diariamente a la tertulia de Manuel José Quintana. Mantiene relaciones con Magdalena Esquaya, y el hijo nace el 7 de enero de 1809, cuando ya Blanco, a consecuencia de la invasión francesa, se encontraba en Sevilla.

Blanco publica su Oda a la junta Central, que es una exhortación a la unidad de los españoles en su lucha por la libertad. Se encarga de la redacción política del Semanario Patriótico, en su etapa sevillana. Blanco salió para Cádiz tres día antes de entrar en Sevilla las tropas del mariscal Víctor. El 23 de febrero de 1810 embarcaba en el "Lord Howard" rumbo a Inglaterra, donde permaneció hasta su muerte, ocurrida en Liverpool el 20 de mayo de 1841.

En Londres emprendió la publicación de un periódico mensual El Español, al día siguiente de su aparición, el embajador de España en Londres se apresuró a escribir a la Regencia de Cádiz, denunciando el periódico subversivo. También editó la revista Variedades o El Mensajero de Londres. Fue profesor en la universidad de Oxford.

En su soledad y desengaño, se produjo en él una nueva conversión, adscribiéndose a la Iglesia anglicana. Varios son los escritos religiosos que compuso en esta época. Uno de ellos es: Examination of Blanco by White, su autobiografía religiosa.

En su voluntario exilio escribió poesía, crítica literaria, novela... y multitud de cosas más. La mayor parte de su obra la escribió en inglés. Siglo y medio tuvieron que aguardar las Cartas de España -escritas originalmente en inglés y publicadas por vez primera en Londres en 1822- para ser editadas en español. Hasta Menéndez Pelayo rindió tributo a esa "pintura de costumbres españolas" que constituye "un documento de oro" para "el archivo único en que puede buscarse la historia moral" de la sociedad de su tiempo. El paso de los años ha transformado el supuesto "furor antiespañol y anticatólico", denunciado en su día por el autor de Historia de los heterodoxos españoles, en la ambivalente añoranza de la patria y la apasionada defensa de la tolerancia en que se refugia el gran escritor sevillano.

En Blanco existe un único amor a sus compatriotas a quienes considera oprimidos por un régimen despótico, basado en la incultura y los prejuicios religiosos. Quizás las más bellas páginas de las cartas son aquellas en que su autor describe los lugares de Andalucía. Ya en la primera carta, fechada en mayo de 1798, nos sorprende una luminosa descripción de Cádiz vista desde el mar. Y el mismo encanto tienen las páginas en que evoca la alameda y las calles de Sevilla, o la Cartuja de Córdoba en medio de la sierra.

Blanco habla en otras cartas de cosas que, como español conflictivo de su tiempo le preocupaban sobremanera. Blanco no oculta su pensamiento sobre la intolerancia religiosa española, sobre la Inquisición y sobre el sistema opresivo que ahogaba la libertad y sospechaba de la cultura. "¿Quién se aventurará -escribía Blanco- a caminar por el sendero de la cultura, cuando conduce derechamente a las cárceles de la Inquisición?

En 1972 Juan Goytisolo tradujo y editó una amplia selección de su Prosa inglesa, que marca la recuperación de Blanco White para la literatura castellana.

En marzo de 1964, en la calle Jamerdana de Sevilla, donde había nacido Blanco White, se descubrió una placa, en la que puede leerse: "Una vida dedicada a combatir la intolerancia".










volver      |      arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS    |    CULTURALIA    |    CITAS CÉLEBRES    |    plumas selectas


Islabahia.com
Enviar E-mail  |  Aviso legal  |  Privacidad  | Condiciones del servicio