(Espacio exclusivo para empresas colaboradoras)

  Hacer pág. de inicio Pág. Principal

   ARÉVACOS - Nº 4   
.


Editorial

EN TORNO A DOS CENTENARIO

La historia es el testimonio de los tiempos,
luz de verdad, vida de la memoria, maestra
de la vida, anunciadora de lo porvenir.
Cicerón


Iniciamos la andadura de este nuevo siglo con la celebración de dos centenarios: Los novecientos años de la restauración del obispado por San Pedro de Osma, y el nacimiento como municipio o entidad independiente de El Burgo de Osma.

Y queremos ver ciertas singularidades en estas importantes celebraciones, porque los centenarios generalmente conmemoran orígenes, nacimientos o principios. Y si cumplir novecientos años ya en sí tiene un interés especial, en este caso, lo que celebramos es algo así como el cierre de un paréntesis. El fin de unos acontecimientos que irrumpieron el normal devenir de aquellas gentes, puesto que, tanto el obispado como lo que podría ser el asentamiento urbano, ya venían muy de atrás.

San Pedro de Osma, restaura un obispado que ya existía desde época romana, y hay que considerar que sus primeros deseos se encaminaran a la recuperación de su antigua Catedral, la que, siguiendo opiniones autorizadas, estaría situada en el entorno de la actual iglesia de Santa Cristina, y es lógico pensar que a su llegada, no encontrara más que ruinas, pues no en vano estas tierras fueron frontera muchos años y escenario de grandes y cruentas batallas.

La decisión de asentar su sede al otro lado del río y a escasa distancia de la anterior, quizás influyera al servirse de los monjes benedictinos del Monasterio de San Miguel y el vecino de Santa Maria en el que, al parecer, instala su sede. Y hasta el atractivo del lugar donde la tradición situaba la aparición de la Virgen del Espino. Y se puede abundar en esta interpretación, porque aquellos monjes del Monasterio de San Miguel profesaban la misma regla que nuestro obispo. de procedencia cluniacense.

El Burgo, tampoco puede decirse que nace en esa fecha, pues como bien dice Jesús Alonso, "El Burgo es la culminación de un proceso de asentamientos humanos que tienen su origen en la ciudad de Uxama". Y de otra parte, se nos antoja que la escasa distancia del cambio, no justificarla como tal, el nacimiento de una nueva entidad.

Desconocemos por qué se separa de Osma, o a la inversa, pues el traslado del nuevo templo a las proximidades, e incluso la nueva residencia del prelado, razonablemente no debía suponer una separación. Posiblemente lo motivara las ambiciones o rivalidades de aquellos señores feudales, que en definitiva ostentaban el poder político y en sus decisiones quizás pesaban más razones de índole personal que el bien general y el beneficio de sus súbditos. En la práctica, como hemos podido comprobar en la época que nos ha tocado vivir, Osma y El Burgo, de hecho, siempre estuvieron unidos y muy relacionados. Y cualquier otro planteamiento no responde a la verdad.

Los tiempos han traído progreso para todos y se ha elevado el nivel cultural. La unión en un solo municipio ha supuesto, sin duda, importantes beneficios para sus habitantes: trabajo, nivel de vida, calidad urbana, mejores servicios municipales y, allá donde pudiera parecer que existía separación de los términos, las nuevas edificaciones la han hecho desaparecer. Desde nuestro punto de vista, habría que pensar en sustituir la farragosa denominación actual por otra más sencilla, más operativa y que, en definitiva, define la realidad, como El Burgo y Osma.


 

* * * * *

 

 

 

 

 

Volver

 

 

- Webs optimizadas para Int. Explorer 6.0 / 7.0 / 8.0 - 800x600 y 1024x768 -

Aprodebur - El Burgo de Osma 2005 - 2010
© Designed by Islabahia.com - Spain