(Espacio exclusivo para empresas colaboradoras)

  Hacer pág. de inicio Pág. Principal

   ARÉVACOS - Nº 14   
.


Editorial

Jaime sigue entre nosotros


El día 5 de mayo pasado, un año justo después de la inauguración del monumento a San Pedro de Osma y tras larga enfermedad, fallecía Jaime Ransanz Lafuente. Fue mentor de ARÉVACOS.

Al recordarle en estas páginas de su publicación no queremos caer en la tentación de hacer un panegírico de su vida. Lejos tal propósito. Se ha dicho que la hora de la muerte es la de las alabanzas. Quizás por una propensión sentimental para el finado que no puede rechazadas ni defenderse de ellas. La hora de la muerte es la hora de la verdad, sin entrometemos en la vida personal, únicamente reservada para Dios.

Y la verdad es que Jaime era un hombre naturalmente bueno, bondadoso, pacífico, inquieto, tranquilamente inquieto. No se dejaba llevar por auras sentimentales ni halagüeñas del momento. Tampoco quedaba abatido ante las dificultades ni permanecía indiferente ante los reveses. Recibía los acontecimientos con reflexiva sonrisa que no perdía fácilmente. Este talante le hizo tomar decisiones en su vida, nada fáciles; acaso una de las más costosas, dejar el Burgo de Osma.

Pero fue un burgense de corazón. Lo reflejaba en su rostro iluminado paseando por sus calles, tomando unos vinos o... Los fines de semana en la capital diocesana eran sus vacaciones afloradas, sedante de preocupaciones y fuente de energía hasta para encarar a la terca enfermedad ante la que se rindió solamente cuando Dios quiso. ¡Gran lección de como aceptar y familiarizarse con una dolencia mortal!

Le pinchaba el alma la situación de cierta postración de esta su querida tierra. Quiso que ARÉVACOS fuera como caja de resonancia de preocupaciones, inquietudes, anhelos y sugerencias por un Burgo y Soria, como él soñaba. Pero se fue. El hombre es limitado y tiene que rendirse ante la llamada a lo definitivo y eterno.

ARÉVACOS coge la bandera de su ilusión por el auténtico progreso y bienestar de Soria y, especialmente, de esta comarca burgense-sanestebeña. Desde el más allá de la eternidad, que siga echándonos una mano. San Pedro de Osma, de quien era tan devoto, le ayudará en esta tarea.

 

 

* * * * *

 

 

 

 

Volver

 

 

- Webs optimizadas para Int. Explorer 6.0 / 7.0 / 8.0 - 800x600 y 1024x768 -

Aprodebur - El Burgo de Osma 2005 - 2010
© Designed by Islabahia.com - Spain