(Espacio exclusivo para empresas colaboradoras)

  Hacer pág. de inicio Pág. Principal

   ARÉVACOS - Nº 15   
.


Editorial

CABEZAS Y SOMBREROS


Cuando nuestro pueblo recupera el pulso y quedan atrás los pasacalles, los ecos de la rueda y el colorido de las peñas, cuando todo parece volver a la normalidad y la inercia de trabajos y costumbres regresa a nuestras vidas, algunos no podemos por menos que ponernos a cavilar y retomar iniciativas no acometidas y planes de futuro aparcados en los meses de verano.

Por estos pagos se dice que el invierno es muy largo, que nos trae, no sólo frío, sino también tedio y aburrimiento, y es cierto. El pueblo y sus gentes, ambos resignados, se duermen en los brazos de lo cómodo. Los cuerpos se abrigan con gruesos jerseys y las cabezas se cubren con cálidos sombreros.

Ahí queríamos llegar, a las cabezas y a los sombreros. Ya se sabe que las cabezas sirven para algo más que para acomodar sombreros pero, recordémoslo, sirven, básicamente, para pensar y nosotros, puestos a pensar, memoramos largas y filosóficas conversaciones de bar: Este pueblo se muere. La población no crece. Aquí no se instalan nuevas industrias y no se crean puestos de trabajo. ¿Estamos en lo cierto?

En nuestro Municipio la tasa de desempleo masculina es, técnicamente, "cero" y la femenina escasa pero, al parecer, unos queremos trabajar en una fábrica, cumplir nuestras ocho horas de jornada laboral, "echar algunas extraordinarias" y llevarnos, sin que un exceso de sudor aflore en nuestras frentes, los euros necesarios para mantener un, más que aceptable, nivel de vida.

Hay que crear empleo, se dice, y nosotros nos preguntamos, ¿Quién? Tienen que implantarse nuevas industrias, se dice, y nosotros nos  preguntamos ¿Vendrán ellas solas, desde lejos, para hacernos un favor y acallar nuestros llantos?

El empresario es un personaje típico y atípico que se hace poco a poco, por devoción o por necesidad y aquí, en nuestra comarca, parece no haber devoción, salvando, claro está, la dispensada a la Virgen del Carmen. Y si de necesidad hablamos les diríamos que cualquiera de nosotros nos estrujaríamos el cerebelo para buscar una salida a nuestras miserias, si las tuviésemos.

La necesidad crea el órgano y nuestro órgano, nuestra iniciativa empresarial, saldría a la luz, seguro, si el hambre encogiera los estómagos.

Da pena ver una docena de locales vacíos en apenas quinientos metros de calle Mayor. Da pena saber que en el polígono industrial Lagüera existen miles de metros por edificar y alguna que otra nave construida pero desocupada, da pena enterarse de que el Ayuntamiento eliminó de sus presupuestos ayudas a la creación de empleo por falta de solicitudes. Dan pena muchas cosas: oír como se reivindica y se exigen actuaciones a los demás, sin ponernos los primeros en la fila de la actuación. Da pena que nadie se quite el sombrero de paseo y se decida a arriesgar unos ahorrillos para crear negocio y nuevos puestos de trabajo, en definitiva, para prosperar y que prospere su pueblo olvidando ingresos ajustados y dependencias de terceros.

Gabriel Celaya (Hernani, 1911-1991) en su libro de poemas RAPSODIA EUSKERA (1961) ponía por los suelos a los Sorianos, refiriéndose en especial a los habitantes de Vinuesa y Covaleda, y en su poema "De negocios en tierra muerta" (el título lo dice casi todo) escribía:

Para salir del apuro
me compré medio Vinuesa:
Pino fofo, pino tonto
que arrastré como una pena; 
pero mis vascos obreros, 
lo salvaron de condena 
y trabajando, extrajeron 
de esa podre, una riqueza...

Y seguía, refiriéndose a los pueblos sorianos:

donde todo se vendía
por unas cuantas pesetas, 
donde los pobres idiotas 
castellanos, como cluecas 
se encerraban recelosos, 
negociaban su pobreza...

Y aún más:

¡Castilla, o te conquistamos, 
venciendo tu muerte muerta, 
o acabarás por llevamos 
"al nada vale la pena "!


¿Seguiremos prefiriendo que vengan otros, de lejos, a explotar nuestras riquezas? ¿Seguiremos siendo los del nada vale la pena?


* * * * *

 

 

 

 

Volver

 

 

- Webs optimizadas para Int. Explorer 6.0 / 7.0 / 8.0 - 800x600 y 1024x768 -

Aprodebur - El Burgo de Osma 2005 - 2010
© Designed by Islabahia.com - Spain