(Espacio exclusivo para empresas colaboradoras)

  Hacer pág. de inicio Pág. Principal

   ARÉVACOS - Nº 25   
.


Editorial

COSTUMBRISMO Y MODERNIDAD

 

Este número, el 25 de Arévacos, ha salido como le correspondía en vísperas de la Semana Santa, y es en esta época del año, con el clima ya cambiado, cuando en nosotros renacen la alegría y el echarnos a la calle. 

En los próximos meses, y hasta bien entrado el otoño, se multiplicarán los actos y las celebraciones. Termina la cuaresma, florecerán las calles en el Corpus, bailaremos en Osma por Santa Cristina, se andará en procesión el día de la Virgen del Carmen y cantaremos pasacalles durante la semana de fiestas, en agosto. Nos llegará, seguro, una nueva campaña de teatro, disfrutaremos de conciertos, oiremos las voces de la coral Federico Olmeda, escucharemos a la Banda y acudiremos a tantos actos como se nos ofrezcan para disfrutar, casi siempre al aire libre, de las festividades que nos llegan.

Pero las primeras fechas de esas que siempre conmemoramos ya están aquí y nos permitimos hacer una llamada a la seriedad y al respeto.

Ya sabemos que los tiempos cambian, que las personas mudamos y las costumbres dan mil vueltas. Ya sabemos que la educación, en general, y el respeto por las gentes que respetan cosas diferentes, se pierde. Ya sabemos que hablar de Dios y de religión, si nos referimos al Dios católico y la religión cristiana, no sólo está pasado de moda sino que parece que no debe hacerse con respeto, ya que, incluso nuestros gobernantes, lo califican como una nimiedad que no debe tenerse demasiado en cuenta.

Nosotros, sin embargo, los que en privado y en público, nos sentimos católicos, queremos celebrar nuestras cosas a nuestra manera y queremos, desde luego, que se nos respete. Allá los que prefieran hartarse de torreznos y cubatas y bailes el viernes santo. Allá los que no sean capaces de, en la intimidad de su corazón, ofrecer un mínimo sacrifico. Allá esos y muchos otros, pero desde estas líneas queremos llamar la atención de tantos padres católicos que andan por ahí relajados, que caminan por la vida desentendidos de sus hijos. Llamamos la atención a esos que claudican a la primera de cambio, a los que no saben si su hijo acude a los botellones o si, hace tiempo, dijo sí al primer porro.

Cada uno de nosotros debería repasar las cosas que suceden y que no nos gustan de nuestra sociedad, y quizá descubriríamos el origen de tanto mal y tanta aberración, un origen que, en muchos casos, está en nuestras propias familias o en los colegios de nuestros hijos, que empieza con un "no me da la gana", o con un "yo hago lo que quiero y tú no me mandas". Se empieza por tirar los papeles al suelo en la calle de todos y se acaba… de cualquier forma.

Podríamos intentar "el cambio" en esta Semana Santa. ¿Seremos capaces, al menos para los actos religiosos y procesiones, de exigirnos un poco de recogimiento?

 

* * * * *

 

 

 

 

Volver

 

 

- Webs optimizadas para Int. Explorer 6.0 / 7.0 / 8.0 - 800x600 y 1024x768 -

Aprodebur - El Burgo de Osma 2005 - 2010
© Designed by Islabahia.com - Spain