(Espacio exclusivo para empresas colaboradoras)

  Hacer pág. de inicio Pág. Principal

   ARÉVACOS - Nº 30   
..

 

LAS FRUCTÍFERAS RELACIONES DE FRAY JOAQUÍN DE ELETA
CON SU VILLA NATAL

por Dr. Carlos Aguirre Martín       


Fray Joaquín Domingo de Eleta y la Piedra nació en El Burgo de Osma el día 22 de julio de 1707 y es el personaje burgense más relevante del siglo XVIII. Representa el elemento dinamizador del ayuntamiento y de toda la vida municipal de El Burgo de Osma en la segunda mitad de aquel siglo (1).

Fray Joaquín fue bautizado en la catedral de Santa María de Osma el día 3 de agosto de aquel año. Sus estudios de primeras letras las hizo en la Villa y después ingresó en el Colegio Universidad de Santa Catalina para estudiar Latinidad y Filosofía. La sólida educación cristiana recibida en sus estudios, en su familia y en el ambiente de la localidad, eminentemente eclesial, fueron condiciones muy favorables para que se decidiera a ser religioso.

Fray Joaquín Domingo de Eleta

Al cumplir los diecisiete años partió de su Villa natal, ingresando en la Orden Franciscana de San Gil, en Alcalá de Henares. Desde esa edad no residió con regularidad en El Burgo. Después, la Orden le envió a ampliar estudios y más tarde a cumplir con su labor pastoral a Ocaña, Almagro, Cuenca y Madrid. En 1753 viajó a Italia a la Ambrosiana, Florencia y Nápoles y regresó con el rey Carlos III convirtiéndose, en 1761, en su confesor. En 1764 tomó posesión como inquisidor de la Suprema y seis años después fue consagrado arzobispo de Tebas. Domínguez Ortiz dirá de él que fue omnipotente en materias eclesiásticas (2).

En 1786 pasó a ocupar la sede del Obispado de Osma. Fruto de investigaciones recientes se han localizado en el Archivo Histórico Municipal de El Burgo varias cartas autógrafas de Fray Joaquín, de las que se transcriben en este trabajo cuatro de ellas. Las grandes obras que patrocinó en el Burgo y los innumerables asuntos que resolvió, muestran el gran interés por su Villa natal, donde solamente le quedaba su hermano Bernabé, tesorero de la catedral. Quizá resida aquí la grandeza de Fray Joaquín, cariñosamente llamado el Padre Osma, el no haberse desligado de la Villa a pesar del tiempo pasado, de la distancia y de las grandes responsabilidades de sus altos cargos. En sus cartas dirigidas al ayuntamiento burgense se pueden leer frases como éstas: permaneciendo en mí aquel gran Amor a mi patria (3), deseo serviros en cuando pueda... me ofrezco a servir a la Villa en todo aquello que esté en mi mano (4). Lázaro Curiel dirá que el interés por la ciudad que le vio nacer fue grande y permanente (5).

La obra de Eleta en El Burgo

Intervino en todos los proyectos importantes de la Villa: aconsejaba, creaba instituciones con sus edificios correspondientes, conseguía el soporte legal y económico -muchas veces del rey Carlos III-, ampliaba, reformaba, donaba dinero, establecía los estatutos. Citamos sus principales actuaciones: 1) Construcción de las Casas Consistoriales y la Plaza Nueva, donde edificó tres casas en 1768. 2) Decidido apoyo al Hospital de San Agustín, donación de la renta de las tres casas, redención de un importante censo en contra, edificación de un lavadero y sala de convalecientes en 1773, donación de la colindante huerta de La Cadena y de cuatro casas, en 1788, y mejoras en la capilla. 3) Restablecimiento y restauración de la Universidad de Osma, en 1788. 4) Construcción de la sacristía mayor de la catedral, acabada en 1780. 4) Erigió la capilla de Palafox y la girola de la catedral, concluidas en 1783. 5) Edificación del hospicio, en 1785, con el apoyo económico de Carlos III. 6) Instalación de dos fuentes en la Plaza Nueva y en el hospicio. 7) Mediación para evitar el nombramiento de un administrador de la Real Hacienda en la Villa, que se consideraba perjudicial. 8) Impidió, en 1786, la venta de las acciones que el ayuntamiento tenía en el Banco Nacional de San Carlos, pues Eleta creía que era negativo para los intereses de la Villa. 9) Creación de nuevos oficios públicos en El Burgo, como el de principiante médico que auxiliaría al médico titular, en 1787. 10) Delimitación de los pueblos del partido que debería llevar el médico titular. 11) Respaldó la fundación, en 1787, de la Junta de Caridad y la Sociedad Económica de El Burgo. 12) Consiguió la Patrimonialidad con el fin de que las vacantes de curatos fueran ocupadas por los naturales de la diócesis. 13) Efectuó los nombramientos, en los años 1787 y 1788, de los oficios de república en el Ayuntamiento burgense, así como el de alcalde mayor. 14) Donación generosa de trigo para paliar el hambre de la Villa, en 1788. 15) Rebaja de cargas, de tropas, bagajes y tributos reales en todos los años a partir de 1761. 16) Construcción del seminario, iniciado en 1779. 17) Ayuda, en 1788, a la ciudad de Osma para la asistencia del médico. 18) Trajo a la Villa a los grandes arquitectos del reinado carolino, Juan de Villanueva y Francisco Sabatini.

Cupulín de la Capilla Palafox

La opinión que en la Corte hay sobre Eleta la refleja el conde de Floridablanca cuando informa al Rey que el Arzobispo de Tebas quien antes y después de obtener el obispado de Osma ha hecho en él tantas y tales cosas en obsequio de la religión y del estado que merece memoria... Las numerosas obras realizadas por el confesor en la diócesis harán en ella amable y perpetua la memoria de V. M. Y la de su confesor, que ha gastado y gasta en aquellos objetos todo su tiempo y cuantas rentas ha tenido y tiene (6). Floridablanca nunca dejó de elogiar al confesor del rey. 

El Seminario

Fray Joaquín expresó su pensamiento de erigir un edificio nuevo que sirviera para seminaristas en la carta que escribió, en 1779, al alcalde mayor de El Burgo en la que decía: Muy Sr. Mío: Deseando el bien de esta Villa y de esa Diócesis, he resuelto fabricar a mis expensas un Colegio para colegiales porcionistas, hijos de este obispado; el terreno más proporcionado para los fines que intento es el que hay a la mano derecha contiguo a la muralla saliendo por la puerta de la Villa llamada la Puerta Nueva hasta la tapia del corral del Colegio de Santo Domingo y, respecto de ser en el día ese terreno totalmente inútil e infructuoso, espero deber a la Villa me haga cesión y donación de él con instrumento por el que en todo tiempo conste y haga fe la cesión y donación que para la mencionada fábrica del ya insinuado colegio me hace en buena correspondencia esa Villa cuyos individuos, pido a Dios guarde muchos años. San Ildefonso a 21 de septiembre de 1779. 

El más afectuoso Patricio y Capellán de la Villa, Fr. Joaquín, Arzobispo de Tebas. Sres. Alcalde y Ayuntamiento de la Villa del Burgo (7).

Ante la atrayente propuesta el Ayuntamiento burgense no dudó un instante y con prontitud contestó a Eleta: considerando que el corto favor que Su Ilma. pide a esta Villa más es para beneficio de ella que servicio a Su Ilma. determina hacer que se haga la donación y cesión del terreno que expresa la carta formando sobre ello la correspondiente escritura para remitírsela a Su Ilma., rindiendo al mismo tiempo el Ayuntamiento, el agradecimiento más sincero y verdadero por los muchos, santos y útiles proyecto con Su Ilma. quiere favorecer a esta Villa y obispado como el más perfecto Patricio (8).

Los tres viajes oficiales a la Villa

El primer viaje oficial de Eleta lo realizó en el año 1768 para estar presente en la apertura del sepulcro del Venerable Palafox y así adelantar su Causa de beatificación. Fue recibido por el Cabildo y por el Ayuntamiento. Éste comunicó el gozo de este pueblo por su venida (9), sacó el vítor construido para esta ocasión, celebró una corrida de novillos, pasacalles y conciertos de música, bailes, luminarias, cohetes y juegos y le envió varios regalos, perdices, truchas y chocolate. Eleta quedó agradecido por lo mostrado por este pueblo. De este viaje surge la idea de construir la capilla de Palafox. 

De nuevo volvió a la Villa en septiembre de 1783. Su intención era visitar la suntuosa capilla de Palafox, sufragada por Carlos III. El protocolo fue el mismo que la vez anterior. El Ayuntamiento le hizo entrega de varios obsequios pues es llevado del afecto y amor que tiene a su Patria (10). Fray Joaquín regresó a Madrid muy satisfecho y desde la Corte escribió una carta al Ayuntamiento en la que expresa que el Rey estaba muy contento y noticioso de todo y que el Ayuntamiento pensase en qué se le podía servir (11). La Villa contestó que se podía construir un hospicio para poner en él una fábrica de tejidos de lanas y lino.

Vítor en honor de Eleta

El tercero y último viaje de Eleta a El Burgo comenzó el 14 de agosto de 1787 para hacer su entrada en la Villa como obispo titular de la Diócesis de Osma. Meses antes, al ser nombrado para la sede oxomense, había comunicado la noticia al alcalde mayor de su Villa natal mediante esta carta:

Muy ilustre Villa del Burgo.
El Rey N. S., Dios le guarde, se ha servido nombrarme para Obispo de toda esa Diócesis de Osma, y aunque mis muchos años y quebrantada salud me pudieran haber retraído para no aceptar ese nuevo y gravísimo empleo, el deseo que tengo de complacer al Rey en cuanto se sirva mandarme, como así mismo el de servir en cuanto pueda a los Pobres de esa Diócesis, y llevar, si Dios fuese servido, a su último complemento las Obras piadosas que en esa Villa se hallan principiadas, me han obligado a admitir esta singular Gracia que el Rey se ha dignado hacerme, esperando que V. S. con su acertado Gobierno y rectitud en la administración de Justicia me ayudarán al desempeño de estas nuevas obligaciones. 
Nuestro Señor guarde a V. S. muchos años.
San Lorenzo a 6 de noviembre de 1786.
De V. S. su más apreciado seguro servidor y capellán, Fra. Joaquín, Arzobispo de Tebas (12).

El Ayuntamiento no tardó en escribir una carta al rey Carlos III dándole las gracias por la buena elección que ha tenido en darnos un prelado tan augusto, expresándole el contento de esta Villa de la que es natural (13). La Villa obsequió a Fray Joaquín un pectoral guarnecido de esmeraldas con el anillo correspondiente (14). El recibimiento, muy parecido al de los viajes anteriores, fue el día de San Roque y resultó muy entusiasta y clamoroso (15). El Ayuntamiento aseguraba que la Villa recibía de Fray Joaquín constantes favores y limosnas, que construía diferentes edificios y que era un buen patricio y bienhechor: lo mueve Eleta que hace que S. M. lo mueva. 

En otros documentos consta que el Ayuntamiento, en muchas ocasiones, le pide ayuda: interponer el valimiento y poderoso influjo del Ilmo. Sr. D. Fray Joaquín de Eleta a quien se le podía escribir pues siendo natural de este pueblo era notorio lo mucho que se interesaba por sus aumentos (16).

  Carlos III comiendo ante su Corte. Entre ellos el arzobispo de Tebas. Cuadro de L. Paret

 

Otras cartas

Cuando en 1786 murió su hermano Bernabé, residente en la Villa, El Ayuntamiento escribió a Fray Joaquín sentida carta de pésame a la vez que le anunciaba que había encargado sufragios por su alma en el convento de Carmelitas de la Villa. Esta fue la carta de contestación de fray Joaquín:

Muy Ilustre Ayuntamiento de la Villa del Burgo
Quedo sumamente agradecido a V. Señoría por las oraciones que se han servido ofrecer a Dios por la Ánima de mi Difundo Hermano: siendo para mí de superior aprecio el sufragio que V. S. se sirvió celebrar en el Convento de los Religiosos Carmelitas Descalzos de esa Villa. Demostración que ha sido y es para mí de tanto aprecio, que jamás se borrará de mi gratitud para servir en recompensa en cuanto V. S. se sirva mandarme y yo pueda servir a la Villa y a todo el Pueblo.
Mande V. S. cuya vida guarde Dios muchos años.
San Ildefonso y Septiembre, 19 de 1786.
De V. S. su más seguro servidor. Fray Joaquín Arzobispo de Tebas (17).

También el alcalde de la vecina ciudad de Osma pidió la mediación de Eleta para que el médico titular de El Burgo, pese a la negligencia del Ayuntamiento, asistiese a los habitantes de la ciudad donde la situación era delicada, no tenía médico y sí numerosos enfermos. A Fray Joaquín le faltó tiempo para terciar a favor de los enfermos de Osma, poniendo de relieve su caridad compasiva. Esta fue la carta que escribió a las autoridades burgenses: 

Muy Ilustre Villa del Burgo
La carta remitida por la Ciudad de Osma pulsa a las puertas de la Caridad y del amor que debemos tener a nuestros Próximos; por cuyo motivo, y atendiendo a la religiosidad de esa Villa espero condescienda su Ayuntamiento con la solicitud que la misma Carta expresa.
Nuestro Señor guarde a V. S. muchos años.
San Ildefonso, y Septiembre, 26 de 1788.
Fray Joaquín, Arzobispo, Obispo de Osma (18).

Fray Joaquín muere el 4 de diciembre de 1788 a los ochenta y un años de edad, diez días después moría su penitente el rey Carlos III, el otro gran bienhechor de la Villa El Burgo de Osma. La implicación de Fray Joaquín de Eleta con la Villa que le vio nacer fue constante y enormemente favorable para su desarrollo.

 

Notas:
1) Aguirre Martín, C., Sociedad, economía y poder municipal en un municipio castellano del Antiguo Régimen, Burgo de Osma en el siglo XVIII. Tesis doctoral, inédita. Universidad de Barcelona, 1989, p. 316.
2) Domínguez Ortiz, A., Sociedad y Estado en el siglo XVIII, Barcelona, 1981, p. 320.
3) Libro de Acuerdos del Ayuntamiento de El Burgo de Osma (=L.A.A.B.O.), 13 de febrero de 1761.
4) L.A.A.B.O., 19 de febrero de 1770.
5) Lázaro Curiel, M., “Un hijo ilustre de El Burgo de Osma, Fray Joaquín de Eleta”, Celtiberia, 69 (1985) p. 136.
6) Lázaro Curiel, M., op. cit. p. 146.
7) L.A.A.B.O., 3 octubre de 1779.
8) L.A.A.B.O., 6 de octubre de 1779.
9) L.A.A.B.O., 31 de agosto de 1768.
10) L.A.A.B.O., 26 de agosto de 1783.
11) L.A.A.B.O., 24 de octubre de 1783.
12) Carta con firma autógrafa de Fray Joaquín de Eleta. Libro de Cédulas y Órdenes Reales. Años 1782- 1786. Archivo Histórico Municipal de El Burgo de Osma.
13) L.A.A.B.O., 28 de noviembre de 1786.
14) Lázaro Curiel, M., op. cit. p. 149.
15) Núñez Marqués, V., Guía de la S. I. catedral del Burgo de Osma y breve historia del Obispado de Osma, Madrid, 1949, p. 126.
16) L.A.A.B.O., 12 de abril de 1785.
17) Carta con firma autógrafa de Fray Joaquín de Eleta. Libro de Cédulas y Órdenes Reales. Años 1782- 1786.
18) Carta autógrafa de Fray Joaquín de Eleta. Libro de Cédulas y Órdenes Reales. Años 1787-1789.

 

 

* * * * *

 

 

 

 

Volver

 

 

- Webs optimizadas para Int. Explorer 6.0 / 7.0 / 8.0 - 800x600 y 1024x768 -

Aprodebur - El Burgo de Osma 2005 - 2010
© Designed by Islabahia.com - Spain