(Espacio exclusivo para empresas colaboradoras)

  Hacer pág. de inicio Pág. Principal

   ARÉVACOS - Nº 37   
..

 


Palafox hacia los altares

por TEÓFILO PORTILLO CAPILLA
Vicepostulador de la Causa de Palafox  
   


El día 17 de enero del presente año 2009, se recibió un correo urgente remitido desde Roma por el R. P. Ildefonso Moriones, O. C. D., postulador de la Causa de Palafox, comunicando esta noticia de alcance, ardientemente esperada y recibida con acción de gracias al Señor:

En el día de hoy, S. Santidad, Benedicto XVI ha firmado el Decreto de virtudes heroicas del Venerable Juan de Palafox y Mendoza.

Hijo de D. Jaime de Palafox y Rebolledo, más tarde segundo marqués de Ariza, y de Dña. Ana de Casanate y Espés, el Venerable Siervo de Dios nació en la villa de Fitero (Navarra) el 24 de junio de 1600, cuando la Iglesia celebra la festividad de San Juan Bautista. Se llamó Juan por la costumbre de poner a los bautizados el nombre del santo del día de su nacimiento. 

Dotado de grandes facultades intelectuales y humanas, D. Juan de Palafox y Mendoza desempeñó, entre otros cargos y ministerios, los de diputado en las Cortes de Monzón por el estado noble aragonés, fiscal del Consejo de Indias, obispo de La Puebla de los Ángeles, visitador y virrey de Nueva España, miembro del Consejo de Aragón y, finalmente, obispo de Osma. Falleció el día 1 de octubre del año 1659 en la villa episcopal de El Burgo de Osma, en cuya Catedral yacen y se custodian sus restos mortales como reliquias sagradas. 

Considerando el paso definitivo que es y significa el Decreto promulgado el pasado 17 de enero por Benedicto XVI, evocamos aquel otro similar que 232 años antes no pudo ser firmado por el Papa Pío VI el día 28 de enero del año 1777. 

En aquel entonces, la Causa de Palafox no obtuvo la mayoría de los dos tercios de votos exigidos por la Sagrada Congregación de Ritos en la sesión general, celebrada con dicho fin en la mencionada fecha. Aquel resultado adverso provino de ciertas causas mediáticas, como la lucha ideológica y político religiosa de la Ilustración racionalista y del Jansenismo contra la Iglesia Católica. En el centro de la contienda se hallaba la Compañía de Jesús, vanguardia de la Iglesia desde su fundación, que se convirtió en el enemigo a batir por los influyentes poderes fácticos de la Ilustración. Más aún, en su estrategia contra los Jesuitas, los ministros de la Ilustración del reinado de Carlos III apoyaron la Causa de Palafox.


L’Obsservatore Romano. 18 - I - 2009

Hechos tan puntuales como la expulsión de los Jesuitas en 1767 y la supresión de la Compañía de Jesús en 1773, así como la ausencia de algunos votantes palafoxianos, explican el acierto del Pontífice Pío VI al no aprobar el Proceso de Palafox ni promulgar el decreto de Causa cerrada para siempre. Propuso un aplazamiento hasta la convocatoria de una nueva congregación o sesión general. Sin embargo, el aplazamiento se convirtió en indefinido por los graves sucesos político-religiosos, bélicos y revolucionarios de los siglos XVIII, XIX y gran parte del XX que tuvieron lugar tanto en Europa como en América. A lo que hay que añadir, también, ciertos olvidos, descuidos y silencios. 

Causas, en fin, todas ajenas a la vida virtuosa, santa muerte y fama de santidad de nuestro Venerable Siervo de Dios.

 

 

* * * * *

 

 

 

 

 

Volver

 

 

- Webs optimizadas para Int. Explorer 6.0 / 7.0 / 8.0 - 800x600 y 1024x768 -

Aprodebur - El Burgo de Osma 2005 - 2010
© Designed by Islabahia.com - Spain