(Espacio exclusivo para empresas colaboradoras)

  Hacer pág. de inicio Pág. Principal

   ARÉVACOS - Nº 38   
..

 


ÚLTIMAS APORTACIONES SOBRE
EL ESCULTOR PEDRO DEL RÍO

por José Mª Capilla de Blas         

   


Sin lugar a dudas, el acontecimiento cultural del año 2009 en la provincia de Soria es la exposición “Paisaje Interior” que la fundación “Las Edades del Hombre” ha organizado en la Concatedral de San Pedro de la ciudad de Soria.

Desde que en 1988 surgiera el proyecto cultural “Las Edades del Hombre” son muchas las obras de arte que han recuperado la vida y han sido puestas en valor nuevamente gracias a esta iniciativa.

Parafraseando a José Jiménez Lozano, junto a José Velicia alma mater de “Las Edades”, se ha devuelto la vida a los ojos del icono. Pero no sólo las obras expuestas se revalorizan. Las fichas que realizan los autores del catálogo permiten sacar a la palestra nombres de autores en ocasiones olvidados pero dignos de ser recordados y valorados.

 

Cristo de Pedro del Río en la iglesia de Aylagas

Este es el caso de Pedro del Río escultor vecino de la ciudad de Soria, autor al que he atribuido la escultura de la Asunción, procedente de la iglesia parroquial de Aylagas, expuesta en el capítulo cuarto de “Paisaje Interior”. Este artista, documentado desde 1618 por las escrituras de concierto de sus aprendices, fue estudiado por el Marqués del Saltillo en su obra “Artistas y artífices sorianos de los siglos XVI y XVII (1509-1699)” Soria 1948, y por José Arranz en “La escultura romanista en la diócesis de Osma-Soria” Burlada (Navarra) 1986. De su taller salieron el retablo mayor de la iglesia de El Royo, el retablo de la capilla de Alonso Heras de La Cuesta, el retablo mayor de la iglesia de Valtueña, los desaparecidos retablos de la Virgen del Rosario de Tapiela y Villar del Campo y sus dos mejores esculturas que son el San Pedro y el San Pablo del sagrario del retablo de la capilla de la Virgen del Espino de la Catedral de El Burgo de Osma. Frente a estas referencias documentales relativas a la actividad profesional de Pedro del Río, poco sabemos de su biografía. El único dato recogido aparece en el libro 1º de difuntos de la parroquia de San Juan de Soria en el que se anota su muerte el 12 de julio de 1655 en el lugar de Fuentecantales donde, curiosamente, era párroco su hijo, el licenciado Diego del Río. Pero antes que en Fuentecantales, Diego fue párroco de Aylagas, desde 1648 hasta 1655, así que las fechas se solapan y durante al menos un año fue cura párroco de ambos lugares, si no titular, al menos de facto. 

No es extraño, por tanto, que el hijo contara con el padre a la hora de contratar obra para sus iglesias, y si en el caso de la escultura de la Asunción las fuentes documentales no aportan dato alguno, en el libro de Carta-cuenta de la iglesia parroquial de Aylagas aparece un descargo de 12.614 reales para pagar a Pedro del Río la escultura del Santo Cristo en 1656. Este apunte, encontrado durante la investigación previa a la redacción de la ficha de la Asunción para el catálogo de “Paisaje Interior”, permite añadir una nueva obra a la nómina de este escultor que, a pesar de ser este un artista con altibajos, cuenta con obras de calidad destacable como las tallas de san Pedro y san Pablo del sagrario del retablo de la Virgen del Espino antes aludidas, o el retablo de la capilla de Alonso de las Heras de la iglesia parroquial de La Cuesta, en la actualidad, expuesto en el museo diocesano de la catedral de El Burgo de Osma. En esta obra contratada en 1623 y concluida en 1631, Pedro del Río se presenta como un escultor influido por el arte de Gabriel de Pinedo, el más grande escultor soriano en torno a 1600. 

De él, Pedro del Río, asimila los modelos del barroco que comienzan a penetrar en tierras sorianas. El Cristo de Aylagas sigue el modelo del Calvario que remata este retablo, aunque dada la disposición de uno y otro, es más minucioso y elegante en Aylagas, donde se recrea en una anatomía membruda y estilizada. Aunque Gabriel de Pinedo no es ésta la única influencia que recoge este autor y en la Asunción se muestra deudor de la obra de Juan de Juni. La influencia que Juni ejerció en la escultura de la diócesis de Osma, tras la ejecución del retablo mayor de la Catedral de El Burgo de Osma, se prolongó hasta bien entrado el siglo XVII en maestros locales que, como Pedro del Río, mantuvieron vigentes los modelos que el gran imaginero francés había creado y de los que esta imagen de la Asunción es un digno ejemplo.

 

Asunción atribuída a Pedro del Río en la parroquia de Aylagas

A modo de conclusión, sólo añadir que estos someros apuntes son un ejemplo del interés que suponen las iniciativas de instituciones como “Las Edades del Hombre” o el Cabildo de la Catedral de El Burgo de Osma, que desde el año 2003 ha organizado tres exposiciones temporales en la Catedral dedicadas a los cantorales del monasterio de Espeja (2003), a la Inmaculada (2005) y al notable burgense fray Joaquín de Eleta (2007). La realización de estos eventos supone que haya una labor continuada de investigación y estudio de multitud de obras que, de otra forma, quedarían relegadas al anónimo rincón que ocupan en nuestros templos.

 


Bibliografía:

ALONSO ROMERO, Jesús: Barroco y Neoclasicismo en El Burgo de Osma. Soria, 1997. 
ARRANZ ARRANZ, José: La escultura romanista en la diócesis de Osma-Soria. Burlada (Navarra) 1986. 
SALTILLO, Marqués del.: Artistas y artífices sorianos de los siglos XVI y XVII (1509-1699). Soria. 1948, pp. 365-369.

 

 

* * * * *

 

 

 

 

 

Volver

 

 

- Webs optimizadas para Int. Explorer 6.0 / 7.0 / 8.0 - 800x600 y 1024x768 -

Aprodebur - El Burgo de Osma 2005 - 2010
© Designed by Islabahia.com - Spain