Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 1999 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces

El tema ya lo expuse con claridad en la Revista de agosto de 1995, además, en estos últimos tiempos veo que varios columnistas y predicadores de distintos pelajes y púlpitos se ocupan de la cuestión; no obstante, como no está de más divulgarlo hasta que se enteren los más recalcitrantes y duros de oídos, pues vamos a darle otra vuelta de tuerca.

Cuando en la noche del 31 de diciembre del año 1999 el reloj de la Plaza del Sol de Madrid termine de dar las doce campanadas y comience el día 1 de enero del año 2000, estaremos todos delante de esa cosa donde nos cuentan las mentiras en colores (vulgo TV) con nuestras copas de champaña en la mano y dispuestos a celebrar, no sólo la entrada de un nuevo año sino esa otra mucho más espectacular que será la entrada de un nuevo siglo.

Cientos, miles, millones de personas chocarán sus copas y brindarán emocionados por tener la suerte de ser y estar en el recién comenzado siglo XXI, pero..., ¿saben ustedes que estaremos cometiendo un error garrafal, que no estaremos aún en el siglo XXI?

Podemos estar seguros de que de nada servirán las explicaciones, que el 1 de enero del año 2000 el mundo entero celebrará el comienzo de un nuevo siglo y milenio; así les interesa a las multinacionales, a los que le marcan la pauta a la sociedad de consumo, a los dueños omnipotentes de todo lo habido y por haber (léase Banca), ...y así sucederá; sin embargo, el día 1 de enero del año 2000 estaremos viviendo la entrada en nuestros calendarios de esa cifra mágica y redonda del año 2000 -que representa dos millares de años, veinte siglos-, pero, aún habremos de esperar a que termine ese año, es decir, esperar otro año más, concretamente hasta el día 1 de enero del año 2001, para poder celebrar la entrada del siglo XXI.

¿Que por qué? Muy sencillo: porque no existió jamás un año cero, porque quienes establecieron el calendario, sin duda, muy juiciosamente, comenzaron la medida del tiempo a partir del día UNO del año UNO, luego, ha de transcurrir todo el año para que podamos contar UN AÑO y estar en el año DOS. Así, un siglo, el siglo primero, habrá pasado cuando termine el último día del año CIEN; y un milenio habrá pasado, y estaremos en el segundo, cuando lleguemos al último día del año MIL.

Por tanto, no habremos cubierto el siglo XX y, por ende, entraremos en el siglo XXI hasta que hayamos llegado al último día del año 2000. Justo el día 1 de enero del año 2001, justo entonces, habremos entrado y estaremos en el siglo XXI.

Lo siento por quienes no lo sabían -o se hacían los sordos- que tendrán que aguardar otro año para celebrarlo. De todas formas, les garantizo que habrá dos celebraciones.





 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep