Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 1999 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces

En el decurso de la guerra incivil 36-39, la Armada Nacional adaptó como cruceros auxiliares a numerosas unidades de la Marina Mercante, entre ellos a los correíllos gemelos de la Compañía Transmediterránea "Vicente Puchol" y "Antonio Lázaro" de 2.900 Tn. de desplazamiento, dándose en éstos la circunstancia que lo fueron además como minadores, pues se carecía de esta clase de buques y mientras no se finalizaba en el Ferrol la construcción iniciada antes de la guerra, de los grandes minadores "Júpiter", "Marte", "Vulcano" y "Neptuno". Las obras de modificación del "V. Puchol" y A. Lázaro" se iniciaron en el mes de noviembre de 1936 en los astilleros gaditanos de Echevarrieta y Larrinaga (actualmente Astilleros Españoles), donde fueron dotados de un sistema especial para el lanzamiento de las minas por popa, bastante estrafalario y reñido con las estilizadas siluetas de ambos buques.

Fueron, además, artillados en principio, cada uno de ellos, con una pieza de 120mm. Vickers; 2 piezas de 101 mm. de igual marca; un Nordenfeldt de 57 mm.; dos Vickers de 47mm. a/a. y una ametralladora Breda de 13,3mm. de procedencia italiana.

Estos buques terminaron su transformación y armamento en febrero de 1937, zarpando seguidamente para el Mediterráneo con la misión principal de minar aguas enemigas. Actuaron también como transportes, hasta mediados de 1937 en que fueron sometidos a nuevas obras consistentes en "amputarles" partes de sus largas chimeneas y desmontarles el aberrante, aunque útil, sistema de minado, quedando convertidos en cruceros auxiliares propiamente dichos. Asimismo sufrió modificación su artillado, pues fueron cedidas piezas para el armamento de los correíllos de la citada compañía naviera, «J.J. Sister" y "Rey Jaime II" de parecido tonelaje. A cambio se les instalaron otras piezas de igual calibre, por lo que quedaron prácticamente con igual o parecido armamento. Actuaron en aguas del Mediterráneo Central, llegando el "V. Puchol" a operar hasta la altura del Cabo Matapán. A finales de 1937 se incorporan a las fuerzas Navales del estrecho, de cuya Jefatura dependieron operativamente. En el verano de 1938, el "A. Lázaro" estuvo operando en el Cantábrico, en persecución del escasísimo tráfico que aún mantenían con puertos franceses del Atlántico buques españoles procedentes de Rusia o países bálticos.

El buque de la citada Compañía Transmediterránea, "Ciudad de Mahón", de 2.150 Tn. de desplazamiento, quedó en la "zona nacional", concretamente, en el archipiélago canario. En Las Palmas fue artillado con 2 piezas de 101mm. procedentes del inoperativo cañonero "Canalejas" y otra de 76mm. del guardacostas "Arcila", y en calidad de crucero auxiliar zarpó el 4 de octubre de 1936 hacia la Guinea Española, aún afecta al gobierno de la república, para intentar capturar a los buques de la citada Naviera "Ciudad de Ibiza" de 2.300 Tn. y, sobre todo, a la novísima motonave de la misma Compañía "Fernando Poo", de 9.650 Tn., recién terminada su construcción e incorporada a la ruta Barcelona-Guinea, con escalas en Cádiz y las Palmas (esta travesía la iba a cubrir con su gemela "Dómine").

El día 14 del citado mes llegó el "Ciudad de Mahón" a Santa Isabel con el falso nombre de "Ciudad de Macao" y enarbolando bandera portuguesa, donde no encontró ningún buque. Allí se enteró de que el "C. de Ibiza" había zarpado unos días antes para la zona republicana, por lo que seguidamente continuó su ruta hacia Bata donde sorprendió al "Fernando Poo" al que redujo y hundió a cañonazos".

Personalmente opino que este drástico final fue un disparate al carecer de otra información más detallada, pues se trataba de una moderna y espléndida motonave recién incorporada al servicio, carente de defensas de ningún tipo, excepto su mayor velocidad, y que a lo sumo sólo dispondría su dotación de algunas armas cortas. Pienso que se debió agotar toda clase de argumentos y argucias para apoderarse de la nave, pero seguramente el temor a que pudiera escapar decidió que se disparase nada más avistarlo. Ensoñándome en el tema llego a pensar que el mando del "Ciudad de Macao" tal vez quiso emular al célebre utópico D. Quijote de la Mancha en el episodio de su descomunal batalla contra un colosal y demoníaco gigante que en sueños se le había aparecido, por lo que, espada en mano, había arremetido contra un montón de "cueros" de vino tinto almacenados en su aposento. Craso error, pues ESPAÑA perdió el novísimo buque y la Armada nacional otro magnífico crucero auxiliar como su gemelo "Dómine". Supongo que el Comandante del "Ciudad de Mahón" no recibiría ninguna felicitación por ello, ya que realizó lo más fácil. Si todos los buques de la Armada Nacional hubieran procedido igual, la Marina Mercante española habría desaparecido.

La motonave de la Transmediterránea "Dómine", de 9.650 Tn. de desplazamiento, llegó a las Palmas de Gran Canaria una vez iniciada la guerra, de donde zarpó el 14 de septiembre de 1936 en arriesgado viaje a Vigo conduciendo fuerzas nacionales. Posteriormente, fue transformada en crucero auxiliar en el astillero ferrolano, incorporándose el 16 de noviembre a las fuerzas de bloqueo del Cantábrico, pero durante muy poco tiempo, toda vez que en enero de 1937 se dispuso su desmovilización para, en concepto de buque mercante, conducir una peregrinación de "notables" y "Caides" marroquíes a la Meca. Zarpó del puerto de Melilla con el supuesto nombre de "Mogreb-El-Aksa" en un viaje de gran importancia política, pues se trataba de agradecer con ello la excepcional cooperación y ayuda que a la causa nacional prestaban las autoridades marroquíes y cábilas, aportando hombres en gran cantidad para nutrir las unidades de Regulares y vengativas "Harkas rifeñas" que luchaban vilmente contra los españoles, sin distinción de edad y sexo, dándose la infausta circunstancia sangrante de que muchos de ellos habían luchado ferozmente contra España y los españoles un DECENIO antes. ¡Las paradojas de la vida! Asimismo, se trataba del primer viaje al extranjero que llevaría a efecto un buque mercante de la España nacional. Fue escoltado por los cruceros nacionales por aguas del norte africano y por buques de la Regia Marina italiana después, hasta llegar a las proximidades del Canal de Suez. Una vez finalizada tan sangrada, para ellos, peregrinación a la Meca, estuvo 3 semanas en Masau en la Eritrea italiana y regresó a Ceuta en el mes de marzo, siendo igualmente protegida su recalada por la Marina italiana y nacional. (En los años 38 y 39 esta misión fue desempeñada por el trasatlántico "Marqués se Comillas" de 13.500 Tn. de desplazamiento, recién capturado al enemigo).

Tras este viaje pasó a transformarse en transporte rápido de guerra, en cuyo papel sirve el resto de la campaña, arbolando unas veces bandera alemana con el nombre de "Archenfels" y otras italiana como "Stelvio". En uno de sus viajes fue detenido por dos destructores republicanos en aguas próximas a la costa del levante español, consiguiendo pasmosamente escapar cuando, izando bandera italiana, solicita imperiosamente la inmediata protección de unidades navales de ese país. El Dómine hizo un gran papel durante toda la guerra.

En el mes de octubre de 1936 y escoltados por el destructor italiano "Niccolo Zeno" zarparon desde Palma de Mallorca rumbo a la Spezia (Italia) los buques de la Transmediterránea "Ciudad de Palma" de 5.560 Tn. de desplazamiento; el "Mallorca" de 2.900 Tn. y el "Rey Jaime I" de igual desplazamiento, donde fueron transformados en cruceros auxiliares. El "C. de Palma" ostentando el nombre italiano de "Ariadne" fue artillado con dos piezas de 120mm. y otras dos de 76mm., pasando a relevar al "Dómine" en el bloqueo del Cantábrico.

 Posteriormente fue transformado en buque hospital con 500 camas. En calidad de tal tuvo una destacada intervención durante la gran batalla del Ebro, recibiendo en Bilbao numerosas expediciones de heridos procedentes de los hospitales de campaña, los cuales distribuía a su vez por todos los puertos del litoral que contaban con centros hospitalarios. Dio una treintena de viajes.

El "Mallorca", ostentando el nombre italiano de "Isarco", fue artillado con un cañón de 120 mm. y otro de 76mm. Posteriormente, en La carraca se le desmontó el de 76 y sustituyó por otro de 47mm. a/a. Además, se le añadió un lanza cargas de profundidad y un telémetro. Este crucero auxiliar operó siempre con base en Palma de Mallorca, realizando frecuentes incursiones hasta el Mar Jónico. Transportó las dotaciones españolas que marinaron los obsoletos destructores adquiridos en Italia, que fueron rebautizados como "Melilla" y "Ceuta", a los cuales añadieron una cuarta chimenea (inoperativa) con ánimo de que se pareciesen en algo al español "Velasco", citándolos incluso como "Velasco-Melilla" y "Velasco-Ceuta", ignorando a quién pretendían engañar con tal "pseudo camuflaje". Asimismo, condujo a Italia las dotaciones de los submarinos "Mola" y "Sanjurjo". En el otoño de 1937 pasó a depender de las Fuerzas Navales del Estrecho, participando muy activamente en capturas y control de buques. En enero de 1939 participó en la rendición de la isla de Menorca. Al final de marzo fue uno de los buques que condujo a Bizerta parte de las dotaciones que se hicieron cargo de los buques ex-republicanos internados en dicha base naval francesa en Túnez.

El "Rey Jaime I" ("Buccari") fue artillado en la Spezia de idéntica forma que el "Mallorca", sufriendo las mismas modificaciones en su armamento, ejerciendo parecidas actividades en el Mediterráneo central, para pasar después a depender de las F.N. del estrecho. En el año 38 estuvo operando sobre la costa del Marruecos francés.

Los dos correíllos de la Transmediterránea capturados por el crucero "Canarias" en el mes de octubre de 1937, cuando se dirigían desde Barcelona a la isla de Menorca, "J.J. Sister" y "Rey Jaime II", pasaron a ser cruceros auxiliares en los astilleros gaditanos de Matagorda y Echevarrieta, respectivamente, artillándolos con dos piezas de 101mm., una ametralladora de 13,2mm. y un varadero para cargas de profundidad. Ambos buques realizaron frecuentes viajes a las Canarias.

Posteriormente se incorporaron a las Fuerzas de Bloqueo del Mediterráneo.

Durante los meses de agosto-septiembre-octubre de 1937, operaron con la Flota nacional y bajo pabellón español los cruceros auxiliares "Lago" y "Río", que eran en realidad los italianos "Adriático" y "Barletta" de 1.975 Tn., afectados al Control Naval de No Intervención. El último de los citados fue alcanzado por la aviación republicana en aguas de Palma de Mallorca.

La motonave de la C. Transmediterránea "Ciudad de Alicante", de 2.900 Tn., fue transformada en crucero auxiliar en el astillero gaditano de Matagorda en el mes de octubre de 1936, artillándolo con un cañón de 120mm. desmontado del fuerte de Cortadura de Cádiz; dos de 101mm. y uno de 47mm., entrando en servicio en los primeros días de diciembre en aguas del estrecho y, desde Ceuta, fue comisionado a Fernando Poo y a la pacificación posterior de la colonia de Río de Oro, regresando al Estrecho a mediados de abril del 37. Seguidamente operó en el Mediterráneo Central, con frecuentes entradas en puertos italianos para repostar, cooperando simultáneamente al transporte de tropas y material.

En el mes de enero del 38 sube al Cantábrico con el bacaladero artillado "Galerna" y realizan dos raids o incursiones hasta el Canal de Bristol y Gran Sol, regresando al Mediterráneo a colaborar al transporte de fuerzas y material.

Colaboró en el reflotado del destructor republicano "Ciscar", hundido en el puerto de Gijón, y al final de la guerra transportó de Ferrol a Cádiz a equipos de expertos operarios del arsenal para que formasen parte de las dotaciones que se iban a mandar a Bizerta para repatriar las unidades de la ex-Escuadra republicana.

La también motonave "Ciudad de Valencia" gemela del "C. de Alicante", fue artillada en la misma factoría gaditana con un armamento similar. Seguidamente fue asignada a las F.N. del estrecho y realizó un viaje a Fernando Poo. En marzo del 37 pasó al Cantábrico en donde participa, hasta su final, en la campaña del norte. Colaboró asimismo al reflotamiento del destructor "Ciscar", bajando seguidamente a las Baleares. En otoño regresa al golfo de Vizcaya para participar con su gemela "C. de Alicante" en una notable y poco conocida operación que paso a describir:

Las dos citadas motonaves, originalmente camufladas sus siluetas, fueron las escogidas por el Estado Mayor de la Armada nacional (y la cooperación del Servicio de Inteligencia alemán) para llevar a cabo en el otoño del año 1938 una genial y eficaz operación en el Mar del Norte, que por lo insólito y atrevido iba a causar asombro sin límites en el gobierno inglés y su Almirantazgo, pues desde los lejanos tiempos de la I Guerra Europea no había vuelto a sonar el cañón naval en el Mar del Norte, del cual ellos se suponían dueños, y ahora tronaba, ¡sin su conocimiento y permiso y ante sus propias barbas! Increíble episodio que llenó de estupor y de inseguridad a las cancillerías europeas. Un sector bastante numeroso de la opinión pública mundial achacaba a los alemanes tal iniciativa, sin pensar en lo lógico de tal operación, que no era otra, que ACABAR con el tráfico marítimo que seguía ejerciendo una parte no muy importante de la marina mercante republicana, con y desde puertos ingleses, franceses, bálticos y escandinavos, transportando material de guerra y toda clase de carga y negociando fletes que les servían para adquirir divisas para el sostenimiento y prolongación de la guerra. Por ello, los dos cruceros auxiliares gemelos, protagonistas de los raids, operaron conjuntamente y con gran habilidad y tenacidad, apareciendo como "un solo buque fantasma" que con el nombre supuesto de "Nadir" y sin bandera, hundieron al gran mercante "Cantabria" (ex "Alfonso Pérez"), efectuado en esta ocasión por el "C. de Valencia" en el mismo límite de las aguas jurisdiccionales británicas del Mar del Norte, y la captura del "Río Miera" y su conducción a España por el "C. de Alicante", Asimismo, la pérdida del "Guernica" en el Skagerrach el 19 de noviembre en que embarrancó en la costa noruega al tratar de evitar su captura.

Asimismo los cruceros fueron los causantes del internamiento en Inglaterra del "Sil" y del "Josiña" y "Cabo Quintres" en Bergen (Noruega). Ambos cruceros, y tras no pocas dificultades, repostaron en LYNDEN. (Supongo que se trata de un "fondeadero" germano, pues debo confesar que no he sido capaz de localizarlo por este nombre así escrito en diversas publicaciones especializadas, entre ellas: "El Atlas de nuestro tiempo", de selecciones del Reader's Digest (5ª edición de 1962) o "Atlas del Mundo", del Club Internacional del Libro. Barcelona 1990; después de consultar mapas y relaciones por orden alfabético de todos los puertos del Mundo).

El "C. de Alicante" efectuó 4 raids y 3 el "C. de Valencia". Tras estas operaciones no se movió ya ni un solo buque mercante republicano por aguas atlánticas europeas. El éxito de los raids fue rotundo en sus aspectos militar y político y sin duda fueron los más audaces llevados a cabo por la Marina de guerra nacional durante toda la guerra.
 


BIBLIOGRAFÍA: "La Marina mercante y el tráfico marítimo en la guerra civil", de Rafael González Echegaray. Editorial San Martín. Madrid 1977.




 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep