Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 1999 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Eloísa Sánchez Barroso
Cádiz



  



 

EL ÚLTIMO GRITO

Llevabas el deseo prendido en la mirada,
en las curvadas comisuras de tu boca,
en la justa dureza donde la imaginación
cabalgaba sobre tu cuerpo.
Suavemente, para que la impaciencia del beso
no macerara la estremecida carne
y la piel que se ofertaba recogiera,
incandescente, toda la caricia,
para que el novicio deseo
no fuese prematuro amante,
con la dulce permanencia en el gesto
de la ternura, arremetiste.
Bruscamente, con el virginal jadeo de tu voz,
adentráse en mis oídos
el ultimo grito de tu adolescencia.

DIÓNEA PERSISTENTE

A veces es tu sonrisa la que me aprisiona
arrojándome en el abismo
que tu boca abre: dulce mordedura
para mi piel arrebatada;
tu lengua es, a veces, desenvainada lanza,
precisa, ave prisionera
de abismales vuelos;
tus dedos son, impacientes repiqueteadores,
sonrosados filamentos introduciéndome
en la infinita danza de los sexos.
Y esos tentáculos gigantes
que rodean mi cintura son tus columnas,
desbordándome de pronto,
extenuada ya de tanto acoso perpetrado,
de tanto delirio.
Y cuando ya me he sabido aprisionada
una y mil veces,
me doblo sobre mí misma,
indefensa, esperando el asalto
final de ti, diónea persistente.







volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep