Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 1999 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Visto el patio, no tengo más remedio que declararme admirador de ese personaje al que nuestros queridos políticos gobernantes, sin más pegas ni objeciones, sin necesidad de pactos de Toledo ni incordiantes acuerdos con oposiciones y sindicatos, le han subido el sueldo desde los once millones que ya ganaba hasta la redonda y bonita cifra de veinte milloncejos de pesetas (supongo que más los complementos correspondientes).

Esos emolumentos, visto así a vuelapluma, son bastante más pesetas que las que gana cualquier personaje de bastón y mando en plaza. Digamos que más que un ministro con cartera y excelencia en ristre; hasta más que un alcalde de esos que se autoasignan sueldos a su criterio, salen en todas las fotos y nunca comen porque se les junta la hora de la inauguración con el pleno y no duermen pensando en qué calle van a levantar mañana. Puestos a decir, yo diría que incluso más que un cardenal de los de capelo forrado en gules, veste de púrpura y principesca dignidad, que ya es decir, por lo que mi ínclito y admirado personaje debe estar, si no a la diestra, sí muy cerca y casi rozándole los fondillos al mismísimo Dios.

Veinte millones sin oposición ni objeciones, asignados con el contundente argumento de ser "sueldo acorde a su dignidad". Pienso que es justo, más aún, justísimo. Sí, además, tenemos en cuenta que nuestro egregio personaje parece persona de poco comer, escasos vicios y moderado en todo cuanto pueda venir de esos terribles enemigos del alma que son el mundo, el demonio y la carne, casi podríamos afirmar que con esas 1.660.000.- ptas. mensuales tiene suficiente para pagar la letra de la lavadora, el recibo del Ocaso y hasta creo que aún le sobra para un par de tintorros con tapa de calamares los fines de semana.

En cambio, mi vecino Pepito Pérez, de más o menos la misma edad, pero ya jubilado a cuenta de que los años que trabajó en lo del amianto le dejó el colodrillo hecho unos zorros, con eso de trabajar y trabajar para darle de comer a los seis niños, y, además, como de los cincuenta y tres años trabajados sólo constan los que no se zamparon los empresarios y contratistas para los que trabajó, parece ser que se le jodió lo de la dignidad -creo que se la dejó en los tajos, junto con los sudores- y ahora se la valoran en las 58.371.- ptas. que le dan cada mes.

Ahora, como le han subido cerca de dos mil pesetas mensuales, ya no sabe qué hacer con los dineros. Fíjate que dice que se va a ir de gira a Toledo...

Lo que no me encaja es que dice que se va a llevar la repetidora y dos cajas de postas lobunas. Y añadió que es que no le alcanza para lo de la bomba...

A este Pepe es que le caen mal los langostinos.




 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep