Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 1999 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Ignacio Rivera Podestá
Cádiz



  


 

CANCIÓN NUESTRA
para Antonio José Trigo y Vicky

Al alba, ruiseñor, al alba cantas
-heraldo anunciador de la mañana-,
llamando con tu trino a mi ventana
y me puede tu voz y me levantas.
Con el canto te creces, te agigantas,
pajarillo feliz; tu voz temprana
se columpia del pozo a la besana
y a cantarle a la vida me adelantas.
Tu canción, ruiseñor, como la mía,
se reparte sin más al nuevo día
por los campos de Dios en primavera
y en nombre del amor la das entera
aunque lleves, como yo, bien escondida,
en el alma también la misma herida.

 
CORAZÓN

Ya lo ves, corazón, todo perdido:
Sus ojos, su mirada, su sonrisa,
su cuerpo de gacela fiel, sumisa,
con el que sueño y sangras por descuido.
Te cogió el desamor desprevenido
-que así clava su daga y nunca avisa-
y tú sigues latiéndome deprisa
sin cordura, sin paz y sin olvido.
Buscándole un camino al reencuentro,
peregrino con sed, sin compañía,
desvivido de ti con ella dentro
te pararas, cansado, cualquier día
a la orilla en flor de cualquier río.
Corazón, corazón, ¡corazón mío!











volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep