Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 1999 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Daniel Riu Maraval
San Cugat del Vallés



  



 


1
Sobre los cuerpos llueven
hierros y oscuridades,
innumerables vientres
sostienen a las vidas
que no tendrán comienzo,
desiertos sepultados
se despiertan
y ocultan los caminos.
Ya sólo hay un adónde.

2
Secretos trascendentes
-en desnudez ahora-
huyen y se dispersan,
los rostros enturbiados
se tornan inhumanos
y derraman los ojos
insectos y ponzoñas
en un sórdido llanto.

3
Estallan las creencias
desmoronando templos
y dioses enramados.
El gozo se desploma.
Huyen las primaveras
vacías, sin entrañas,
deseos indecisos
posan en las orillas
de mares y cenizas.

4
Los siglos nos tutelan
y se obstinan
en predecir futuros
no alcanzables.
Deliran los recuerdos,
narran cuentos no ciertos
de alondras y de estrellas,
tambores retumbantes
llaman a las desidias
dormidas en las frentes,
instantes irreales
calcinan y despueblan la caricia.
Han muerto las leyendas
y las sangres invocan calideces.

5
La noche desvalida
divaga y se deshace,
memorias sin testigos
consumen los pronombres
y entierran la presencia,
enloquecidos sones
arrastran remembranzas
con engaños,
sucumben los prodigios
y la quimera inmóvil
se extingue indescifrable.
No aceptan las lunas
nuestros pactos.

6
Labios indiferentes
apagan las verdades
los hombres y las sabias,
el grito empalidece
ahogado en las gargantas,
del piélago se escapan
espumas y nostalgias
que abrazan a las rocas,
caníbales de almas
devoran existencias resecadas.

7
Desprendida la sombra
vaga sola
sin cuerpo ni pie
como un fantasma,
relumbra un eco ciego
conjuros y universos
aún no descubiertos,
se han tronchado las iras
al aplicar los dogmas
y ríos desbordados
acallan las historias.

8
Laureles y cabellos
se arrastran confundidos
y sin rumbo,
la súplica impotente
se enciega
en busca de una aurora.
Agónicos los cantos
fermentan en el aire,
y el diente rememora
las carnes con latido.
Irremediablemente
los pasos se agigantan,
estamos abocados a las simas,
ya no hay luz en los astros.











volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep