Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2000 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


En una deliciosa tarde veraniega, cuando el calor aprieta, pero sin exagerar, y una ligera brisa fresca se deja notar al atardecer, se reúnen a la sombra de un plantío castellano, La Utopía, El Bienestar y La Felicidad y empiezan a comentar sus vidas en un interesante coloquio.

LA UTOPÍA -Desde que el mundo es mundo, los hombres han soñado conmigo despiertos, y es que su mente y cerebro son un prodigio, pero por desgracia se ilusionan y chocan con la realidad y se dan cuenta que son seres con sus limitaciones humanas...

EL BIENESTAR -Sí, el hombre siempre aspira a buscar lo mejor, a disfrutar al máximo de esta vida, en los últimos tiempos es muy materialista y pocas veces está contento con lo que hace, se vuelve muy inconformista y no sabe qué hacer para buscar su bienestar, y todo radica en pequeñas cosas y en detalles...

LA FELICIDAD -Yo soy la palabra mágica del hombre, me manosean y utilizan mucho, todos aspiran a la felicidad, a ser felices, pero pocos lo consiguen, sólo reciben de vez en cuando, como yo digo, «ráfagas de felicidad», momentos en los que a uno le invade una alegría profunda, que casi ni puede expresar, momentos de emociones incontroladas.

LA UTOPÍA -Conmigo aspiran a cosas imposibles, porque lleva razón ese dicho que dice «Que todas las cosas posibles o reales que se llegan a conseguir, antes fueron auténticas utopías, lejanas de alcanzar». Hay personas que con tesón y fuerza de voluntad sacan adelante sus ideas, a costa de lo que sea, de su salud, de su familia, etc., etc., y al final lo consiguen.

EL BIENESTAR -Sí, pero, cuando una persona llega a profundizar mucho en una idea, se convierte en obsesión y puede degenerar en depresión; puede llegar a encerrarse en sí mismo, con el peligro que ello acarrea, y no consigue disfrutar de lo que está haciendo, pues al realizar un esfuerzo mental superior supone un trabajo, aunque la emoción y alegría que produce, si se consigue, hace olvidar el camino tortuoso por el que se ha pasado.

LA FELICIDAD -La persona, al conseguir su objetivo, o cuando todo le sale «a pedir de boca», siente un gozo inmenso, una alegría interior no transmisible, son unos momentos de euforia desbordante que relajan mucho y hacen que la persona se valore a sí misma y le dan fuerzas para seguir luchando en su proyecto o idea con más ahínco.

LA UTOPÍA -Cuando consiguen su ideal, los hombres abandonan esas utopías, ya no lo dan valor, ha sido en el camino hasta conseguirlo, cuando han sufrido, se han emocionado, han luchado y una vez conseguido les queda un vacío, que llenan ilusionándose de nuevo en otro proyecto o idea imposible casi de conseguir, pero que ronda y obsesiona a su cabeza e intentarán hallar bienestar y felicidad.





 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep