Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2000 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces

Tengo delante las páginas del periódico correspondiente al último día del año 1999. Esto quiere decir que aquí están las noticias que cierran el pasado y nos coloca delante de ese futuro maravilloso y equilibrado. El número dos seguido de tres ceros, configuran la cifra ideal, la que nos trae el resumen de muchos años de evolución y aprendizaje; en definitiva, la culminación de un largo y tortuoso camino por el estado inmenso de la ignorancia y el sufrimiento. Todo ha sido preparado con sumo cuidado para que este momento histórico nos encuentre con nuestras mejores galas, con esas noticias que dejen a las claras la sabiduría y comprensión conseguidos durante este peregrinaje. Sin embargo, ante la realidad de cada una de las informaciones que ocupan los rotativos, nuevamente surge con una rotundidad incuestionable la contradicción.

Observo cómo unas mujeres consuelan a una madre, en el funeral de las dos hijas muertas en la guerra de Chechenia, al ser atropelladas por un carro de combate ruso que era conducido por soldados borrachos. Seguidamente, con solo pasar la página, el agua y el lodo inundan las palabras que nos hablan de la República Bolivariana de Venezuela, en donde la Naturaleza ha devuelto a la tierra (bajo tierra) a miles de personas. Y, como conducido por esas aguas universales, a continuación observo cómo el río Sena, totalmente desbordado a su paso por París, da a esta ciudad un aspecto desolador. Los vientos se citaron con esas aguas para que, en su abrazo natural, dejara a media Francia sin luz, teléfono y vías de comunicación. Una vez más la mano misteriosa de la Naturaleza puede unir cualquier país, desde el más pobre de América hasta uno de los más ricos de la vieja Europa. Las catástrofes naturales siguen poniendo a la opulencia y la mendicidad a la misma altura.

Pero mi aventura por estas noticias continúa y son ahora las aguas de los mares las que se visten de tristeza, reduciéndose sus mantos azules, verdes y multicolores a un negro oscuro como la noche. El petrolero Erika ha colocado en las costas de Bretaña un crespón de luto por toda la vida que agoniza en este litoral maravilloso. Y de la mano quizás de esa globalización misteriosa, otro petrolero, encallado en las costas del Mar de Mármara, derrama sus condolencias en las orillas de la ciudad de Estambul.

Para terminar, cuando parece que no es posible someter a más catástrofes a esta atormentada Tierra y a sus desorientados habitantes, me sorprende el resultado de un estudio informático por el que se calcula el valor del patrimonio natural de una provincia española. Así, de esta manera, resulta que el Parque de las Bardénas Reales cuesta 15.271 millones, el Bosque de Bertiz 6.000, y la Selva de Irati 8.158. Evidentemente, en la lista de precios aparecerá el valor concreto de cada animal, árbol y piedra, con posibles descuentos si el depredador es uno de esos personajes que acostumbra a trabajar en las sombras.

Después de este repaso por lo que sucede en algunos rincones de este Planeta Azul, a las puertas del siglo XXI, desde la ciudad de Cádiz, recibiendo la luz de un sol radiante en la cara, escuchando a Ángelo Branduardi y rodeado de esa seguridad que cada día es más insegura, siento que un ejército de preguntas, se aproximan al rico valle de las respuestas. Pero como casi siempre ese valle se encuentre solitario. Todo el mundo parece haberse marchado ante le inminente responsabilidad de tener que afrontar de forma individual o colectiva el reto de demostrar con hechos el verdadero nivel de evolución en el que nos encontramos. Por increíble que parezca, me pregunto cómo hemos podido llegar a este situación, qué nos está pasando, por qué actuemos así contra la naturaleza, qué nos quiere decir esa Naturaleza cuando nos lleve con toda su fuerza por delante. Pero creo que son demasiadas preguntas para tanta soledad y silencio acumulado a través de los tiempos. 

Aire, un poco de aire para acabar con este periódico.





 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep