Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2000 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Antonio Ocaña García
San Fernando



  



 

ERÓTICA

En una petición de gozo relucen cabujones carneolados
brotados desafiantes en una densa presencia de hurí
con libertina complicidad los senos erguidos,
y yo tu licencioso gozador en cadente oxidación.
El abismo placentero sobre columnas glamourosas
en el derrite forzoso por muslos bailarines
como un poema claroscuro a la voz secreta,
soy corcel brioso a tus riendas pulso a pulso
encadenado a la guarida, en el pórtico me yergo.
Por el deleite sabroso del sexo inmaculado e impúber
me rocío en bamboleo informal y rubrico fantasía
con tu hoja salvaje pubiana de sudor interno,
cual elixir de hombre lobo, desato apetito animal.
Eres mi Nefertiti adolescente y terapéutica
porque me dicta éxtasis portátil sin precio
amparado al frenesí nocturno de contrabando,
que jadea encendido el filamento de la lujuria.
Insaciables amantes tras intactas copas
a destiempo poseídos y amodorrados
parecemos vencidos por anunciada batalla
sin darnos cuenta, deshojando rosas nevadas
tejiendo un presente impuntual, febril y traidor.
La explosión sensual inundó el nexo oculto
y quedó temblando el deseo -piercing provocador-,
observando acercarse velozmente un tiempo resbaladizo
e intentando permanecer al filo del séptimo cielo.
Nuestra fricción amorosa nula de artimañas
tensa el eter que Príapo engoma a tu talle
sigilándonos en la orilla donde se empapó pasiones,
amarres de una simbiosis lastrada sin dosis.
¡ Agítate bandolera! pues deshago cálida fuerza
cada vez que te destruyes en mí -voluptuosa, natural-
besando sicalíptica, las ansias sordas hechas hábito.
Somos dos audaces en una agridulce ruta encuadrada
y oímos las voces mudas volar por los giros amatorios.











volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep