Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2000 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Manuel Arjonilla Terrero
Cádiz



  



 

Plenitud

Tú has de nacer de mi misma tristeza,
de una selva de nieblas,
del caudal de mi llanto,
del licor de mis venas.
Tú has de nacer de mi genio rebelde,
de la tierra flagelada de surcos;
Has de nacer del mar de mi boca,
de los ríos suaves, de los frescos
manantiales que riegan solitarios
los cauces del alma.
Pero no me importa. Porque has de venir
con el pecho florido como rosa temprana.
Porque has de venir como olas de ensueño
con olor a marisco en tus carnes blancas;
porque has de venir como angustia que vive
y silencio de tumba que mata;
porque has de venir, tempestuosa y fiera
como el mar que azota las murallas...
Así vendrás. Y crecerás. Y luego,
te agitarás como los vientos del estío
y olvidarás las pálidas salinas
de mi cuerpo.
Después serás eterna. Querrás volver
junto a mi amor inquieto a la orilla del mar
donde el sol te tostaba la cara
y daba reflejos de ámbar a tu carne blanca;
donde la noche tenía sonidos de pradera,
donde estaba el silencio de las estrellas rotas...
Tu has de nacer, como la hierba verde
que tapiza los campos de luz,
como la semilla en húmeda tierra,
como una cumbre silenciosa y blanca
en el espacio triste del recuerdo...
Tu has de nacer... y yo lo sé, mujer.









volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep