Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2000 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces

Las gotas de lluvia se transformaban en letras que al juntarse formaban ríos de vida.

Libros inmensos que discurren libremente por las hojas abiertas de la tierra. Y en ella, aparecen los primeros brotes de verde hierba, que se mezclan con los amarillos, como el relevo natural del verano que da paso al otoño cargado de nuevos sueños.

En la lontananza, se vislumbran los perfiles de una montaña, que como una mujer tumbada, muestra su vientre de naturaleza preñada. Los regachos y arroyuelos se contonean en el paisaje formando cabriolas y meandros que nacen de su madre montaña. Que serenidad se experimenta ante estos flujos de energías ungidas por la vida en estado de armónica fuerza, siempre al borde de reinventarse con la próxima alborada.

Las cepas sin hojas, entregan el testigo a los olivos centenarios, que en su esencia de gratitud cargada, se prepara para entregar sus frutos sin medida calculada. Y a la sombra de la mágica encina, los verdes, extienden su manto en la misma tierra que otro otrora cubriera, uniéndose en el mismo espacio la atemporalidad de la belleza primera.

Observo como en la cúspide de la colina aparece un viejo castillo que invita a imaginar las aventuras de una historia pasada, que de vez en cuando, atravesando el puente del recuerdo, llega hasta el presente con toda la vitalidad de lo nuevo.

También los pájaros, emisarios del porvenir, comienzan a prepararse para sentir la llamada del joven tiempo. Así, las luces del sol se desparraman con ternura por los campos de Extremadura, acunando con su calor a un niño a punto de dormirse.
Así también, esa misma «luz», se despidió detrás del horizonte no sin antes regalarme ese rayo verde, que a través de los cristales del vagón, iluminó hasta la última célula de mi cuerpo, hasta la primera bocanada de oxígeno que estrenaran los pulmones.

Y en medio de un silencio, cargado de música, me surge una pequeña sonrisa al sentir, que esa misma «luz» nos une a todos a la misma aventura de viajar, de VIVIR.

Viajeros permanentes por fuera y por dentro.





 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep