Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2000 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Antonio Ocaña García
San Fernando



  



 

TU PRESENCIA

Casi no te conozco y adivino la identidad
rebañas la sensibilidad con pluma desteñida
y con parte del alma que se cree acorazada.
Pareces yacente en la belleza inacabable,
a un complemento de poema sostenido -sordo mutismo-
como si fueras fármaco seguro a una débil textura.
En ti me pierdo neblinoso tal surrealista,
engañoso barrunto certeras limitaciones;
te vendo mis argumentos impertinentes
para que el problema alimentado se equilibre.
Si pudieras ser musidora sin puntas torcidas
te llamaría a mi juicio, al penar insoluto
y pondrías a los sentimientos fórmula empírica.
No conozco tu aura retratada, ni tu cima,
pero intuyo la levadura en mis cabales;
apareces latente por casualidad en espejos recientes
me surgen innobles verdades, acumuladas a bordo,
y se me asoma coloración ruborosa
cuando te busco para llevarte al contacto ahuyente.
Con el lenguaje de las flores cedo mensajes
procuro apartar las fisuras que no puedo tapar
al querer prometerte vibrante y venturosa intriga,
ya que me eriza la piel la cintura que tú demoras.
Y entre mis siete Capitales, la carga es insegura,
pero devuelvo todo el amor que me dieron
en alas de noches efímeras por un escaso planeo;
pecados remontados tras el consumo de primaveras,
de suertes prestadas, de veladas ensortijadas
y de manías que llegaron entre lecciones errantes.
Sea como fuere, yo no me como la risa, la oprimo;
y sólo el amor hospiciano se desliza equivocado,
quisiera tener los renglones para mi consuelo
y... tú estás ahí.»












volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep