Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2001 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Gregorio F. Jiménez Salcedo
Valencia



  





EL HOMBRE

No quiso practicar, jamás, el hombre
el mensaje que vino de los dioses,
y cayó la desgracia sobre el hombre.
Catarata de males desbordados
fue su orgullo, rebelde a toda norma.
Y las guerras y el odio se expandieron
por toda la extensión que cubrió el hombre.
Los dioses, en su enojo, permitieron
que fuese el hombre, que forjó su suerte,
quien fuese víctima, también, del propio
suceder de catástrofes sin cuento.
Y el hombre fue perverso con el hombre.
Y el hombre fue verdugo para el hombre.
Y el hombre fue desgracia para el hombre.


EL MURO

Esa legión de seres ignorados
que pasan -ignorándome- a mi lado,
pues somos todos,
los unos y los otros,
enorme sucesión de ceros,
son el fermento humano
que configura
ese conglomerado amorfo,
desconocido,
que se llama ciudad,
muro alzado ante mí, cárcel inexpugnable,
reducto para fieras que revisten un alma.












volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep