Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2001 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
El Consejo Federal a dado ayer carta blanca al texto que convertirá a la Suiza en una segunda Holanda en materia de hachís. Un periodista del diario cotidiano «La Suisse» decía en una de sus columnas: ¿El Consejo Federal es tal vez un estado esquizofrénico? De un lado está haciendo la vida imposible a los fumadores de cigarrillos con la prohibición total en todos los establecimientos públicos y comercios, además de dejar espacios muy reducidos en cafés y restaurante, y del otro da su bendición a la venta libre de hachís, que, aunque no sea droga dura, produce una dependencia y una puerta abierta a otras substancias más peligrosas.

Esta medida hace meditar a más de uno que se preguntan si dejándola libre se evitaría el mercado negro que solamente beneficia a los traficantes, y para los adictos es un verdadero problema que tienen que procurársela con ciertos riegos y un costo desproporcionado que así podrán evitar.

Hasta el momento la droga dura seguirá estando prohibida, aunque la atención al toxicómano es siempre una prioridad en las autoridades competente. Y evitar sobre todo el contagio de hepatitis u otras enfermedades que pueden transmitirse por el uso de jeringas usadas. Al mismo tiempo en uno de los grandes supermercados del Cantón de Ginebra toman la disposición independiente de suprimir toda venta de alcohol y tabaco a los jóvenes de menos de dieciseis años.

Otros Cantones más liberales no ven la necesidad de tal prohibición si constatan que el Gobierno acaba de dar la orden de liberar el cannabis; estas contradicciones desconcierta sobremanera a las familias que por una parte se alegran de que no permitan a los hijos obtener fácilmente alcohol y tabaco y por otra les permiten fumar porros que a la larga no saben cual de estas adiciones es peor

En Suiza la mayoría de los partidos admiten que la droga legal o ilegal supone un problema de salud pública. Sostienen que lo más importante está en la prevención, la terapia continuada, y evitar la represión y el castigo. Debemos continuar en la vía de despenalización -alega el partido liberal- y a largo plazo se comprobará si estas medidas dieron el resultado que se esperaba.

La venta libre de cannabis se efectuará en lugares autorizados y se venderá en pequeñas cantidades, y sólo a mayores de 18 años acreditados por una tarjeta de identidad. La venta tendrá un estricto control, y no se efectuará ningún tipo de publicidad. Estamos lejos de ser una sociedad laxista.

Las Naciones Unidas han criticado en principio esta experiencia Suiza en materia de droga. Se ha retractado más tarde, cuando constató que la heroína controlada acabó con gran parte de la delincuencia provocada por el toxicómano cuando no podía procurársela. Hay que esperar y ver las consecuencias de estas medidas dicen los gobernante, que no saben como afrontar el arduo problema que supone para un país democrático y con alto nivel de vida controlar a tanta gente que anda perdida.

Tendrán que pasar varios años hasta que esta juventud marginada se convenza de la manera tan absurda que gastó su vida. Y acabarán admitiendo que perdieron sus mejores años buscando un mundo ilusorio que no les llevó a ninguna parte. Y sólo con mucha suerte y buena dosis de voluntad habrán podido recuperarse y llevar entonces una vida normal.




 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep