Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2001 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
"...Siendo capaz de pensar, muchas veces preferí sentir...»

Ahí me quedé por un momento. Alcé los ojos y, como algo muy querido, guardé la frase con mis intimidades. Seguí leyendo el texto hasta completarlo y, como siempre, J. Néstor Carral filósofo y vecino circunstancial de páginas, me hizo pensar.

Dejé la revista sobre la mesa y, a pesar de su práctico formato de bolsillo, me pareció que, Arena y Cal, lo cubría todo extendiéndose sobre los objetos y anulando por un rato la enormidad de los periódicos que estaban por leer. Mentalmente volví a la frase, la busqué ansioso en mi memoria reciente, la necesitaba, tenía que manejarla, asimilarla y aplicármela y, una vez recuperada, lo intenté ...muchas veces preferí sentir. Qué verdad más grande, cuantos secretos encierra, cuanta vida, ya pasada, recupera para nuestra soledad.

También yo preferí sentir. Olvidé las circunstancias, las normas y la educación, olvidé los principios y los objetivos prediseñados por una vida encorsetada y prisionera de la sociedad.

También yo preferí sentir y me dejé llevar. Preferí sentir y amé. Preferí sentir y pequé. Luego, los arrepentimientos me hacían sufrir, me encerraba en mi cuarto y rezaba con temor, sin apenas creer en el perdón que se me hacía inalcanzable. No temía el castigo terrenal, la reprimenda de mis mayores si conociesen mi osadía. No, no era ese el miedo que me hacía rezar, era otro miedo peor, más íntimo y solitario, más negro y abismal, era el miedo conocido en un colegio religioso y en una familia de derechas. La vida es un hacer y construir, un sembrar para recoger y, ¿por qué no?, un dejarse llevar. ¿Por qué no, un preferir sentir?

Los años han ido apretando más y más el corsé, avanzando, uno a uno, por los agujeros de la faja que nos ciñe y me temo que tendré que perforar alguno más. Soy mayor y quiero libertad, he cumplido con muchas cosas, me he subyugado a incontables normas, he silenciado cantidad de pareceres y abortado instintos, pero hoy he leído la que será mi nueva biblia, mi faro y mi final: ...siendo capaz de pensar, muchas veces preferí sentir. No deduzco, del texto en el que aparece la frase, nada que me haga ver maldad en su significado, la frase no ha de abocarme a un libertinaje salvaje y desmedido ni me llevará a la anarquía, la frase me dice que si en el pasado preferí sentir, en el futuro preferiré sentir. Me dejaré llevar por todo aquello que parezca bueno para mí, agradable y simple. Maravilloso objetivo, delicioso premio a tantos años de reglas prefijadas. Este es el ideal que me propongo convertir en eterna realidad rompiendo lazos, soltando lastres, quemando señas de identidad civil. Me propongo ser nuevo, vivir en otro mundo particular y apenas compartido con quienes yo elija. Dar rienda suelta a mis deseos y placeres, permitirme los excesos que mi propio ser y mi castigado cuerpo me permitan, y alcanzar, al fin, un YO frente a vosotros, para no ser un yo entre vosotros.

¡Que absurda pretensión! De todas maneras, gracias, Néstor. Muchas gracias por la frase.






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep