Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2001 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces

Hace unos años, en «San Femando Información» hice una reseña a un libro de Jesús (García) Solano. Se trataba de Cantos de la espera. De él decía: «La técnica del autor no deja lugar a dudas de que juega en ocasiones con sus experiencias humanas y nos las ofrece envueltas en el delicado celofán de un arte barroco innegable».

Pues bien, en Travesía de regreso el poeta ahonda en esa experiencia humana con las urgencias del tiempo que se le va con los años vividos («Ahora que has consumido parte del amor... Esta tierra envejece, y no lo sabes...») También siente el poeta necesita de afectos (He salido con mis manos a buscar, la niebla de los rostros...).

La clásica e inevitable soledad del poeta («Anduve por caminos solitarios, donde solo el andar da escalofrío...», «Mi escritorio: papeles, cosas desordenadas...»).

Pero el poeta no esquiva la compañía y el ofrecimiento: («Ven a sentarte aquí, a la luz desnuda...»)El lenguaje que Jesús Solano emplea es tenso de sentimientos y tiene referencias a cosas, a elementos concretos y colores que lo sitúan en una poesía andaluza por esos rasgos mencionados de lo visual y táctil. 

Travesía de regreso, editado por Corona del Sur, en su colección Mar de Tanis, confirma la opinión que emitimos en su día acerca de las constantes de su poética.






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep