Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2001 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces

CENTRO OBRERO DE SAN FERNANDOEl día 19 del presente mes de octubre, cumple una larga trayectoria de 117 años la Sociedad Benéfica e Instructiva de Previsión Social «CENTRO OBRERO DE SAN FERNANDO», creada por el ingeniero del Ayuntamiento Juan Carbó y Urez. A esta importantísima entidad local (de la que tengo la satisfacción de ser Socio de Honor) le dediqué un trabajo con motivo de su primer centenario y decía entre otras cosas:

«Ese hombre singular, que, en la reunión verificada por la clase obrera de la Isla el 19 de octubre de 1884, sentó los fundamentos de esta popular sociedad, llevó a la práctica aquella famosa expresión de Juan Stuart Mill, primer ministro de Jorge III de Inglaterra y eminente botánico: «EL HOMBRE COLOCA CON SU ESFUERZO Y SACRIFICIO UN GRANO EN EL SUELO, Y LAS FUERZAS NATURALES DE LA VEGETACIÓN PRODUCEN, SUCESIVAMENTE, UNA RAÍZ, UN TRONCO, HOJAS, FLORES Y FRUTOS»

-Las flores del Centro Obrero de San Fernando, son esas distinciones que jalonan su vida y que representan un orgullo para la ciudad de San Fernando: Medalla de oro de una Exposición Marítima Nacional; Medalla al Mérito en el Trabajo; Placa al Mérito Cultural, y la distinción, también, como entidad colaboradora de la importante Academia Caballero de Madrid, con la autorización del Ministerio de Educación y Ciencia.

-Los frutos de la centenaria sociedad, a la vista de todos están: los de contribuir, cada vez con más auge e impulso, al progreso moral y material de la población, en una proyección social, cultural y humana de un alcance y unas proporciones que, en mayor o menor medida, repercuten en toda la sociedad isleña.

Y esas flores y esos frutos que -como reconoció Stuart Mill- son el compendio más bello y prometedor, han sido posible por la existencia de hombres excepcionales que sembraron, primero, la semilla, y después la han cultivado con esmero, delicadeza, cariño y sentido de responsabilidad. Todos los que han regido, y rigen, el Centro Obrero de San Fernando, merecen el agradecimiento de cuantos se hallan vinculados a la Isla por razones de nacimiento y residencia, o por estrecha relación con los intereses de esta ciudad marinera, carmelitana y heroica, que, en momentos trascendentales de la historia de España, fue la salvaguarda del territorio nacional en esa entrañable encrucijada de salinas y esteros, bordeada por el caño de Sancti Petri, con el Puente Zuazo como invulnerable centinela contra el francés invasor. Y todo ello complementado con la blancura de sus antiguas azoteas almenadas y el encanto de ese cielo azul de esperanza, tan felizmente cantados, en sus inolvidables pregones, por el poeta y escritor isleño Francisco Montero Galvache.»

En el desarrollo y proyección de las variadas actividades del Centro, han intervenido, como directores de estudios, los ilustres marinos, que ya gozan de la Bienaventuranza, José Albarrán Pardo, Faustino Ruiz González, José Fernández Cantalejo, Salvador Vázquez Durán, José Espín Peña y Antonio Campos Almendros.

Juan Coello SánchezY de forma excepcional, en su larga vida, el inolvidable Juan Coello Sánchez, que fue secretario y jefe de estudios, durante muchos años, y director desde 1979 hasta su muerte el 10 de enero del 2001. Un hombre que coordinó admirablemente las clases de taquigrafía fonética, ortografía, estereotipia, inglés, francés, dibujos geométricos-artísticos e industriales y pintura al óleo, como también mecanografía a nivel superior, con método de enseñanza audiovisual al tacto, sistema eléctrico «videotac» en exclusiva y el sistema moderno de ordenadores. Ha sido sustituido por su hijo Juan Coello Cruz, que se propone continuar con el mismo brío esa labor ejemplar de su antecesor, que ostentaba el galardón de Hijo Predilecto de la ciudad de San Fernando.

¡La Isla puede sentirse orgullosa de esta Sociedad centenaria, que tantos tesoros acumula!







 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep