Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2001 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
J. K. Rowling, la creadora de Harry Potter y todas sus aventuras, va camino de convertirse en un mito social y literario gracias al universo mágico y fantástico que crea en cada una de sus entregas.

Harry Potter y la piedra filosofalPartiendo de la nada más absoluta -recordemos que redactó el primer libro en unas condiciones extremas: estaba en paro con una niña recién nacida a quien cuidar y se puso a escribir como última salida-, J. K. Rowling ha conseguido lo que parecía imposible: que millones de lectores de todo el mundo dejen la televisión, los videojuegos, el fútbol y otros pasatiempos y se concentren en la lectura de las aventuras de Potter para tratar de desentrañar el próximo misterio. Lo cierto es que hay que reconocer que es una lectura que atrapa y si el primer libro fue tomado por los niños, los siguientes han ampliado el público lector porque la trama de sus novelas es suficientemente atractiva y bien resuelta como para cualquier tipo de lector se sumerja en sus páginas. Todos podemos disfrutar de lo que ya se llama la pottermanía.

Harry Potter y la cámara secretaTras Harry Potter y la piedra filosofal (1997), los siguientes tres títulos de la hasta ahora tetralogía, han visto como se incrementaba la expectación de los lectores y como, de uno en uno, la autora ha ido aumentando su fama y su prestigio, merced a las campañas de prepublicación y presentación de cada título que se ha convertido en todo un fenómeno editorial. Así, ocurrió con Harry Potter y la cámara secreta (1998), con Harry Potter y el prisionero de Azkaban (1999) y, sobre todo, con su última entrega hasta la fecha: Harry Potter y el cáliz de oro (2001) que ha batido cifras de ventas antes de ser publicado puesto que había una lista de espera en las librerías donde los ansiosos fans apuntaban sus demandas.

Harry Potter y el prisionero de AzkabanJ. K. Rowling debe mucho a sus lecturas juveniles y podemos rastrear influencias de Enid Blyton, Lewis Carroll y J. R. R. Tolkien. Una de las causas de sus novelas sean leídas con tanta avidez es que son, a la vez, creíbles y sorprendentes.

Sabe aunar el mundo imaginativo, el mundo emocionante, distinto del que conocemos, con el acontecer cotidiano. Une, en una palabra, los internados y las pandillas de E. Blyton, la escritura que hizo las delicias de varias generaciones de lectores, con la magia y la fuerza y el poder de J. R. R. Tolkien, todo su bestiario fantástico de criaturas especiales; a los que se añaden los toques geniales de L. Carroll, hecho de sueños, de presencias oníricas, de presentimientos y de sorpresas.

Con estas premisas no es extraño que haya conseguido ser un best-seller y que el fenómeno Potter traspase otros ámbitos como es el de los juegos, las fiestas de disfraces, los objetos en torno a Potter y el cine, por supuesto.

 
HARRY POTTER AL CINE

En noviembre del 2001 se estrenará la primera película de Harry Potter rodada en Londres y en castillos británicos por exigencias de la autora que también puso la condición de que el protagonista fuese inglés.

Harry Potter y la piedra filosofal estará dirigida por Chris Columbus y protagonizada por Daniel Radcliffe -un niño de 11 años-, Emma Watson -Hermione- y Rupert Grint -en el papel de Ron-. En cuanto a los actores adultos, cuenta con Richard Harris, Maggie Smith, Alan Rickman, Ian Hart, Robbie Coltrane, John Cleese, Julie Walters entre algunos de los que veremos en la gran pantalla.


LAS AVENTURAS DE HARRY POTTER

Harry Potter y la piedra filosofal es, como se ha dicho, el primer libro de la serie. Se inicia de forma inesperada. El pequeño Harry es dejado a la puerta de los señores Dursley, en Privet Dive; un halo de misterio envuelve la escena. Y ya no sabemos más de su infancia porque, en el siguiente capítulo, han pasado 10 años y Harry está al punto de cumplir los 11 -los cumple el 12 de julio-, vive con sus tíos y su primo y no está muy bien aceptado en la casa -duerme bajo la alacena-. Tío Vernon y tía Petunia desconfían de Harry que siempre trae problemas, mientras hacen continuas caricias al hijo de ambos, un ser antipático y poco afectuoso. De Harry se nos da la primera descripción importante en ese momento: "Tal vez tenía algo que ver con eso de vivir en una oscura alacena, pero Harry había sido siempre flaco y muy bajo para su edad. Además, parecía más pequeño y enjuto de lo que realmente era, porque toda la ropa que llevaba eran prendas viejas de Dudley, y su primo era cuatro veces más grande que él. Harry tenía un rostro delgado, rodillas huesudas, pelo negro y ojos color verde brillante. Llevaba gafas redondas siempre pegadas con cinta adhesiva, consecuencia de todas las veces que Dudley le había pegado en la nariz. La única cosa que a Harry le gustaba de su apariencia era aquella pequeña cicatriz en la frente, con forma de un relámpago".

Es un niño extraño, que desconoce su pasado -cuidadosamente silenciado por sus tíos-, que tiene algunas cualidades inquietantes y que no parece pertenecer a ningún sitio. Pero pronto las cosas cambian. Unos días antes de su cumpleaños, se empiezan a recibir unas cartas enigmáticas en el domicilio y Hagrid, un ser enorme, viene a buscarlo y se lo lleva al Colegio de Hogwarts de Magia, porque Harry es un mago y un buen mago. El colegio está dirigido por toda una institución, Albus Dumbledore. A partir de aquí, Harry descubre que sus padres murieron al intentar salvarlo y que la cicatriz se la debe a lord Voldermont, el que quiso matarlo y no pudo y perdió sus poderes en el intento. Descubre que tiene una pequeña fortuna en Gringots, que ha de adaptarse a otra manera de vivir, que tiene que comprarse una varita, una lechuza para enviar y recibir mensajes, ropas, libros de magia... En Hogwarts empieza a ser conocido, hace amigos y enemigos, se va dando cuenta de que todos saben de él más que él mismo y de que tiene habilidad con su escoba voladora el jugar al quidditch, un deporte famoso en el mundo mágico. La novela se acaba en verano, cuando regresa a casa de sus tíos, aunque ya nunca será lo mismo.

Harry Potter y la cámara secreta es la consolidación del universo de Harry. Se inicia en casa de tío Vernon, pero pronto vuelve al colegio donde hay algunos peligros que amenazan la calma del curso escolar. Se nos siguen explicando las aventuras de los chicos en el colegio y fuera de él, con un coche volador. Aquí el quidditch es protagonista y se describe muy bien. Se trata de una especie de fútbol americano en el que se juega sobre escobas voladoras y que tiene por objeto atrapar una bola dorada (la snitch).

En el colegio hay cuatro casas, Gryffindor -a la que pertenecen Harry y sus amigos-, Ravenclaw, Hufflepuff y Slytthein, que compiten año tras año por la Copa en quidditch, por las mejores notas, por todo... Sin embargo, hay también alumnos poco claros como Malfoy quien no duda en utilizar sus artimañas para perjudicar a Harry y a sus amigos.

La novela se cierra nuevamente en verano. Vemos, pues, que la estructura es siempre la misma: un curso escolar de Harry.

Harry Potter y el prisionero de Azkaban nos cuenta el tercer curso en Hogwarts. Harry tiene 13 años y con sus amigos, Hermione y Ron, va a conocer el terrible secreto de Azkaban, la prisión de los magos, y de sus guardianes, los Dementores que te roban todo buen recuerdo y te anulan. Un prisionero se ha escapado, Sirius, y busca a Harry. Bien, Sirius Black, acusado falsamente de asesinato, era el mejor amigo del padre de Harry y lo busca para contarle toda la verdad y protegerle porque es su padrino.

La historia sigue superándose y aparece llena de acción y suspense y elementos mágicos (transformaciones, adivinaciones del futuro, un mapa del merodeador, la capa que vuelve invisible, un hombre lobo, hipogrifos...). En el fondo, late la figura de lord Voldermont que no ha desaparecido del todo y sigue tomando fuerzas. La novela vuelve a cerrarse en verano, aunque esta vez, las cosas cambian: Harry tiene un padrino como protector, acusado de asesinato y eso asusta a sus tíos que lo van a tratar mejor.

Y la última entrega, la más ambiciosa en cuanto al número de páginas, supera las 600, Harry Potter y el cáliz de oro se sitúa al final de las vacaciones. Harry es invitado por los Wesley -la familia de Ron- a asistir a la final de la Copa Mundial de quidditch, con los consiguientes problemas que eso ocasiona en casa de sus tíos. Harry sufre una pesadilla que le provoca gran dolor en su cicatriz y mucho miedo, sin embargo la vida sigue. Vuelve al colegio y ese año será especial con la celebración del Torneo de Magos. Harry, sin quererlo, ha de participar en el mismo y esta vez todo se alía para que lord Voldermont vuelva a ocupar su "lado oscuro" de la fuerza. La novela se cierra en verano también, pero nos deja en suspense: un enfrentamiento entre magos buenos y magos malos se está fraguando. Por un lado, el Director del colegio y sus aliados y ,por el otro, los mortífagos y el innombrable. Harry se sitúa en el medio del ojo del huracán y ha de pasar por pruebas que se creía incapaz de superar.

 
PERSONAJES

Repasemos, para acabar de situar las novelas, algunos de los personajes esenciales:

-HARRY POTTER: hijo de Lily -muggle- y de James -mago-, es el héroe de la serie, pero no se trata de su superhéroe, sino de un niño con limitaciones, con dudas, con miedos, vulnerable; por eso se nos hace entrañable porque se muestra indefenso, a veces, necesita de sus amigos, añora a sus padres, ansía el afecto de Sirius. Harry inicia la serie a los 11 años y parece que la acabará a los 17. Se caracteriza por sus gafas y por su cicatriz en forma de rayo, que le causó lord Voldermont. Harry ha de aprender a vivir entre dos mundos, el de los muggles -el nuestro- y el los gobblins -el de los magos- y, poco a poco, se va descubriendo a sí mismo.

-RON WEASLEY: es el mejor amigo de Harry, un muchacho pelirrojo, el quinto de siete hermanos, de una familia de magos de raigambre. Su padre trabaja en el Ministerio de Magia y la familia acoge a Harry, como uno más, en su casa "La madriguera". Ron es un buen chico, pero a veces se siente inferior porque sus hermanos parecen más listos que él -no es verdad-, porque siempre hereda la ropa, porque le gustaría tener las cosas para sí mismo.

-HERMIONE GRANGER: es la amiga de Harry y Ron. Se trata de una muggle, hija de dentistas, pero con cualidades para aprender magia. Cuando quieren insultarla la llaman "sangre sucia", aunque ella no hace caso. Es una chica seria, responsable, estudiosa e inteligente que se pasa horas en la biblioteca, que es paciente y despierta para resolver los problemas. Tiene unos incisivos grandes que, por un asunto de magia, disminuyen en el último libro. Poco a poco, Hermione demuestra que es también una hermosa jovencita.

-HEDWING: es la lechuza de Harry, la que le trae los mensajes, la que le hace los días en casa de sus tíos más llevaderos.

-ALBUS DUMBLEMORE: es el Director de Hogwarts, un mago de renombre y gran reputación, que estima y protege a Harry y que siempre está del lado bueno de la magia.

-RUBEUS HAGRID: hijo de giganta, es un ser de gran estatura y aspecto fiero, pero de gran corazón. Fue el encargado de poner a Harry en contacto con el mundo mágico. Tiene un pasado difícil, aunque Dumblemore confía en él y lo coloca de profesor. Él muestra a los chicos toda una serie de animales estrafalarios con los que goza -le encantaría tener un dragón como mascota; de hecho ya lo tuvo y eso le causó problemas-.

-LOS DURSLEY: tío Vernon, tía Petunia y el primo Dudley, parientes de Harry por parte de madre y que son de una mediocridad absoluta y de una estrechez de miras total.

-LORD VOLDERMONT: sólo nombrarlo causa escalofríos. Es el villano. Un mago oscuro y tenebroso, que busca desestabilizar el mundo y sembrar el mal. Se está reorganizando en el último libro y muestra gran animadversión hacia Harry ya que él fue quien le hizo perder su fuerza.

-SIRIUS BLACK. encerrado en azkaban por falsa acusación de asesinato, es el padrino de Harry y una presencia importante en su vida.

-OTROS PERSONAJES: el profesor Snape, un profesor oscuro que siente animadversión hacia Harry; la profesora McGonagall, la Subdirectora del colegio y otros personajes como el resto de los profesores, los elfos domésticos -por los que Hermione siente debilidad- o los animales protectores como el fénix, cuya pluma está en la varita de Harry, son personajes que forman el entramado de las aventuras que estamos comentando.

 
CONCLUSIONES

Estamos viendo la curiosa mezcla de fantasía y magia con lo cotidiano, motivos para el éxito de la serie, sin embargo, para acabar, cabe recordar que se nos habla de la vida de unos niños en un internado con sus normas, sus castigos, con el estudio como pieza importante para superar los exámenes... Es todo muy ordenado y normal, nada estridente; de ahí el éxito porque se nos cuenta con absoluta tranquilidad: eso es lo lógico en el mundo mágico. Los niños deben aprender hechizos, encantamientos, pócimas, secretos para formarse como magos, sin hacer trampas y con honestidad. Eso es lo importante en Hogwarts, como podría serlo en cualquier otro colegio, aunque con otros contenidos.

En definitiva, Harry va a ser un héroe del S. XXI, sin duda. Ahora bien, detrás del éxito, de todas las campañas de promoción, hay un buen producto literario que merece ser leído.






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep