Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2002 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Pues yo estoy de acuerdo con esos autores. ¿Cómo me van a decir a mí que con la herencia continúa la personalidad jurídica del difunto? Eso hubiera querido él, comprar con sus millones esa cualidad de la persona. Su personalidad, al igual que su persona, están ya criando malvas, que lo único que queda es su dinero para disfrute o pelea de los que sí permanecen aquí. ¡Qué injusticia! Ahí los romanos metieron la pata bien metida en su Derecho. ¡Y desde entonces todos regidos por esa sinrazón! ¿Tú piensas que es justo que algunos, por su cara bonita, vengan al mundo con su vida económicamente resuelta mientras otros tenemos que estar currando desde los dieciocho, o antes, hasta los sesenta y cinco, o después. ¡Que no!, que el hecho de que la muerte sea una de las situaciones más democráticas de la vida de los humanos, pues es el destino de absolutamente todos, debería acarrear la desaparición de todo lo relacionado con la persona. El más sano estado de igualdad sería si todos tuviésemos que venir al mundo en la misma situación económica, con nada.-¡Hoy es tu día radical! Lo que tú propugnas sólo lo ha conocido la historia con los antiguos pueblos primitivos que lo único que permitían era la propiedad comunal y, cuando uno moría, o vivía, todo era de la comunidad. Es verdad que el testamento nos viene de los romanos, y desde entonces, muchos han vivido del cuento.

-Del cuento o del infierno, que de todo hay en este mundo y algunos no han sabido vivir con un dinero que no han trabajado.

-Sin ofenderte, hablas como un resentido, pero, ¿te quejas de los ojos verdes que has heredado de tu madre y con los que te las ligas a todas?.

-Ésa... ésa es la primera injusticia que padecemos, la herencia biológica. Que se puedan heredar hasta las capacidades mentales me parece de juzgado. Habrá quien no las aproveche porque no quiere o porque no tiene las circunstancias. Reconozco que lo de los ojos verdes es una lotería, pero ¿qué me dices de las enfermedades, las taras físicas o determinados rasgos del carácter que transmiten los padres a sus descendientes y que los "joden" de por vida. En mi familia tienen lo que llaman "herencia homocrona", pues a los cincuenta todos acaban con colesterol. Mi padre se cuida, pero si está en los genes...no hay nada que hacer. Eso es lo que deberían investigar los estudiosos del genoma humano, el tratar de limpiar los desarreglos en determinadas secuencias de genes que son los que provocan enfermedades.

-¡Venga!, me has convencido. La herencia no es justa, pero tampoco es justo que me hagas perder el tiempo de esta manera tan desesperante. Es la tercera vez que nos presentamos a Derecho Civil. Debe ser que nuestra herencia de facultades intelectuales no debe ser muy fuerte, así que partámonos el coco y estudiemos de una vez... 






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep