Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2002 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa María J. Calandria
Madrid



  


 


NO SIN AMOR

Quería estar contigo a solas,
bajo ese sol, el nuestro,
el sol sólo mío y tuyo,
quizás ahora sólo mío…
Ese sol que ya me toca.
Mis poemas se morían;
ciento once esperanzas
agonizando en las noches,
durante los negros meses
de la soledad de mi alcoba…
Y me negaste tu voz,
tu comprensión, tu ternura,
y una vez más
su nombre saltó en tu silencio,
invadiéndome de sombras.
Ella… Ella y su velo…
Y tú… Tú y el miedo
vistiendo de indiferencia
mi nombre con el de otra.
En el silencio, tus dudas
callaban un desamor
que me arrojó al abismo,
y me agarré a esa cuerda
que hoy nos ahorca.
No te quería conmigo
sin quererme;
le estabas fallando a mi amor
que cada día se entrega,
te espera y te nombra.
Quizás tu amor, pensé,
sólo pendía del hilo
del número tres;
un hilo que sólo
la verdad del dos, lo corta.
Y salió la verdad amarga
atravesando los besos
que tenía por ti guardados
en el fondo de mi boca.
Murió el engaño, y tu beso
fue la verdad improbable
bajo una máscara rota.
Mi culpa durmió en tu dolor
cuando volver hacia atrás
ya era en vano…
Nunca jamás en la vida
me había sentido tan sola.
Un nuevo día me habló.
¿Y el perdón? ¿Y el amor?
Ay, ...compañías perfectas,
bálsamo de nuestras heridas;
las mías viejas,
las tuyas, de ahora…
Si yo supe perdonarte por amor;
si quise apostar por tu luz
aún en medio de tus sombras.
Si yo esperé y me tragaron
esas lágrimas que oprimen
la ilusión y que la ahogan.
No valdría tu perdón sin amor.
Y nunca sería para mí
un amor que no perdona.
Ahora sólo te queda preguntar
a tu corazón, por quién sufre,
y a tus lágrimas, por quién lloran...











volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep