Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2002 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
He subido, sin vanidad ni pedantería, a visitar el Olimpo de los dioses y me he quedado anonadado del lugar tan maravilloso que poseen, claro para eso son dioses, se nota y mucho su clase y condición. Es un lugar acogedor, con sus jerarquías establecidas como en la Tierra, aunque su sistema es más flexible y en sus devaneos amorosos, los dioses y las diosas no tienen ningún prejuicio humano, tanto social o familiar, ellos disfrutan del sexo-virtual, que según ellos es más placentero que el que realizamos los humanos, que nos basamos mucho en el físico.

Su sexo-virtual es más sensual y más creativo e innovador y juegan con las palabras amorosas, con sus sentimientos y pensamientos oníricos que dulcifican a través de sueños reparadores de varios días, aquí no existe la noción del tiempo terrenal... y no se distingue el día, ni la noche, pero no les importa, están acostumbrados a vivir sin prisas, ni estrés, ni horarios como los humanos.

Aquí los dioses tienen toda la eternidad y por eso nunca mueren físicamente y se reencarnan con sus poderes sobrenaturales en cientos de criaturas para pasar por una experiencia humana limitada y se dan cuenta de que es un soplo la vida terrenal y se ríen de los hombres, pendientes cada uno de los afanes que el día les propicia y no viven la vida, no tienen tiempo de saborear los dones de la vida, todo lo bueno que encierra un minuto vital.

Desde el Olimpo de los dioses lo veo todo con objetividad, mi corazón se relaja, mi mundo interior se conmueve y se regodea de convivir con los dioses.

Aquí no existen las envidias, los recelos, esto es un paraíso natural, donde las lacras sociales humanas no existen, es un mundo de ensueño donde reina la armonía, la moderación, el amor y donde los sueños se cumplen con sólo pensarlos y eso es fantástico, que los deseos se cumplan, porque queremos que siempre todo nos vaya bien y gozando de salud y felicidad... 

Eso sí, la única pega es que, como estamos en el Olimpo de los dioses, los días se hacen eternos...






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep