Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2002 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
La narrativa –la novela en su mayor expresión- nace, ya lo sabemos, con el triunfo de la burguesía. Es la nueva sociedad la que requiere, frente a otra clase social anterior –la nobleza- una forma literaria de afirmación política. En la narrativa no hay héroes que exijan la selección del lenguaje. Éste es un lenguaje tomado de las incidencias de cada día. No en vano la novela realista es la que marca la pauta de la novela posterior. Su éxito es indicativo de que ése y no otro es el estilo de novelar en generaciones sucesivas.

Por otra parte, tenemos que es la misma burguesía la protagonista de las incidencias narrativas. Se planta cara a la epopeya como su rival de género. No en vano se ha considerado El Quijote como la primera novela moderna. En ella –y ya es tópico señalarlo- tenemos al héroe y al antihéroe. Dice Ortega y Gasset en Meditaciones del Quijote e Ideas sobre la novela, Austral, página 106, que novela y épica son justamente lo contrario. Si planteamos el problema bajo la impresión de esta probabilidad que nos suministra la afirmación orteguiana, hay dos sociedades que se enfrentan en estos géneros. Por un lado, la nobleza con su conciencia aristocrática. Por otro, los hombres que surgen de una crisis mítica, religiosa y social. Hay un libro interesante que trata de la evolución en la Grecia clásica del espíritu agonal y su moral guerrera a la nueva clase que lucha por la idea democrática. Se trata de Ilustración y política en la Grecia clásica, de Francisco Rodríguez Adrados, Revista de Occidente.

Si nos adentramos en el tema nos vemos inevitablemente ante unas preguntas que pueden ser decisivas. La primera es la siguiente: ¿Es la novela, entendida modernamente, la literatura de una clase social que está de vueltas de los mitos y las creencias, de tal manera que los individuos trasladan su interés desde los cielos a la tierra, desde la imaginación delicada a la praxis más cotidiana, desde el amor cortés al realismo sexual, desde la abnegación al egoísmo?

Si nos atenemos fugazmente a la historia de la literatura no podemos olvidar El Decamerón, surgida en la crisis de la baja Edad Media (Imaginémonos esta novela frente a la de caballerías, incluso frente a La vida nueva de Dante, (1265-1321), contemporáneo de Bocaccio, (1314-1374), aunque perteneciente a tres generaciones anteriores, según la de los quince años por generación de Peterssen.)

Un elemento importantísimo y decisivo en el auge de la novela está en el público. Él es el que será el soporte económico de la continuidad de la novela como "espejo a lo largo del camino", en afortunada definición del novelista francés Stendhal (1783-1842).

El espíritu de la narrativa, como voz de una nueva clase surgida del libre examen, adopta el mismo lenguaje que emplean aquellos sectores de la sociedad a la que se dirige. Sería un despropósito emplear el de la lírica más depurada, pues ésta se queda reducida a grupos aislados que mantienen todavía en el Renacimiento una señal de espíritu minoritario (recordemos la primera égloga de Garcilaso, como ejemplo más exquisito).

Pero ya veremos cómo en el romanticismo la burguesía intenta por medio de sus hijos más sensibles apropiarse de la delicadeza y la intimidad que en otros tiempos fueron celoso patrimonio de clases elevadas y distantes del vulgo profano.

Una evolución, inevitable también, ha tentado últimamente a la narrativa con el llamado "realismo mágico". Es un intento de apropiarse de la poesía sin verso para "extrañar" al lector. Para algunos es como sacar al lenguaje poético de la torre de su encantamiento con el fin de llevarlo por la periferia de la ciudad literaria.

Me pregunto, y con ello les hago reflexionar a ustedes:

¿Es una traición al espíritu primitivo de la narrativa, a su positivismo a ultranza frente a una metafísica de los ideales y la sutil casuística de los sentimientos o es una victoria del genio creador sobre la ortodoxia de los géneros?






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep