Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2002 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
-Te cortarán la libertad de poder elegir tu funeral, Juan.
-¿Pero qué dices, Alonso? Hace tiempo que elegí ya mi funeral. Ahora elijo solo una forma de matarme o de curarme dando carnaza, de paso, a los fabricantes.
-Hoy he ido a apuntarme a la Lista, Juan.
-¿A la de Somalia (1) o a la de las Madres de Mayo (2)? ¿O acaso a la de los vengadores del Nepal (3)?
-Vamos, Juan, no frivolices: me he apuntado, como sabes, a la Lista de Zúñiga (4). Era mi obligación moral para contigo.
-Tu obligación, Alonso, no era apuntarte para inocularte los virus. Podrá haber sido tu devoción, cosa que no sé si agradecerte, pero desde luego no era tu obligación. Tu obligación y la mía es comernos la vida que nos queda a bocados rabiosos...
-Exacto, tu lo has dicho: la vida que nos queda, o que te queda. Porque tus defensas inmunitarias siguen bajando y los linfos-T (5) subiéndote. Juan, parece que a veces te olvidas del SIDA.
-Desgraciadamente no, aunque me gustaría quitarme esta losa que me empuja desde hace ya más de diez años. Pero no estoy dispuesto a mediatizar toda mi vida en torno al virus asesino. Al fin y al cabo este fin de semana han dejado de existir, tan solo en las carreteras de nuestro país, más de 40 personas que nunca conocieron el virus, ni los linfocitos-T, ni siquiera las autovacunaciones de Zúñiga y sus muchachos. Seguro que eran respetabilísimos ciudadanos de una sociedad correcta y respetable.
-Juan: no mezcles historias. Esas muertes son horripilantes y estúpidas, pero no han vivido amenazadas con el asesino silencioso.
-¿Y eso las hace mejores o menos duras, Alonso?
-No, mejores quizá no, pero socialmente más honorables estoy convencido.
-Lo que sucede, mi amigo, es que en el fondo no eres más que un homosexual con complejo de culpa. En el fondo tu también piensas que Dios nos está castigando con una plaga, al estilo de las plagas de la Biblia (6). En el fondo, Alonso, no eres más que un sicario vergonzante del Vaticano (7).
-No hay razón para que me ataques así, Juan. Sabes que estoy contigo porque te quiero. Sabes que estoy enamorado (8).
-Pues no lo sé, Alonso, pero sí creo que eres bastante sincero al decirlo y hasta al pensarlo. Otra cosa es que sea verdad, o simplemente, que tu vena masoquista de gay vergonzante te esté pidiendo paso desde lo más profundo de tu subconsciente (9).
-Lo que tu digas, Juan, pero sigo pensando que a pesar del Consentimiento Informado (10) vas a correr un riesgo demasiado alto.
-Solo vivir, Alonso, ya es correr un riesgo demasiado alto. Y si además vives con una enfermedad ruin y traicionera, el riesgo se multiplica exponencialmente. Necesito creer que puede haber una salida, Alonso, aunque las multinacionales (11) se beneficien con mi sangre en miles de millones de dólares. Me lo debo a mi, y se lo debo también a los miles de enfermos que son y que serán todavía durante décadas.
-Tu sabrás, Juan, el riesgo es tuyo...




Notas del Escribidor:

1- País que debe andar por África y donde las gentes se mueren de hambre, de soledad y de miseria. Donde, además, se destrozan a las niñas porque los Ulemas así lo soñaron y lo interpretaron en nombre de Alá.

2- Asociación de señoras bastante enfadadas porque perdieron a sus hijos y a sus nietos en una guerra sucia y puñetera. Dicen que se les está pidiendo el Nobel de la Paz a pesar de que a su presidenta, la señora Bonifacci, no ha mucho tiempo, no se le cayeron los anillos apoyando la Lucha por la Liberación que lleva a cabo el grupo terrorista ETA.

3- País vecino de India y donde, quizá por su altura o por su magia encantadora, las armas automáticas se disparan solas haciendo una verdadera escabechina real, probablemente muy saludable para el pueblo y para la inteligencia, aunque la familia Rana (y no va de broma) sigue manipulando la vida y milagros de este bellísimo país.

4- Médico hispano-norteamericano, presidente de Médicos para el Sida, y que aboga por la autoinoculación de virus VIH atenuados para intentar conseguir una vacuna curativa.

5- Dícese de los linfocitos cargados con material retroviral de VIH y que sirven como pronóstico de la enfermedad.

6- Libro de Relatos, de autor anónimo, y que es uno de los libros más leídos, o vendidos, de la historia de la literatura mundial.

7- Se trata de un Estado fantasma con proyección espiritual y dominios y economías absolutamente terrenales. De difícil explicación en lo pragmático, ocupa una parcela virtual dentro del Estado Italiano.

8- Dícese de aquel o aquella que sufre un proceso contagioso, de origen seudoparanoide, y que suele ser endémico entre la especie humana. No se le conoce cura aunque en muchas ocasiones no suele producir secuelas.

9- Estado metafísico que un tal Freud se sacó de la manga para explicarse, y explicar a los científicos, sus tormentosas relaciones con su madre. Tuvo el señorito tanto éxito que creó una doctrina y multitud de apologistas y detractores que siguen viviendo del rollo aún hoy en nuestros días.

10- Llámase a un documento draconiano que a pesar de los riesgos no tienes más remedio que firmar porque los riesgos de no aceptarlo son aún mucho más palpables y seguros, y porque hay que aferrarse a la esperanza, a la suerte, e incluso a la ciencia para no hundirte o autoeliminarte.

11- Curioso sistema empresarial, originario del siglo XX, en el que no existen dueños conocidos ni palpables, ni territorios administrativos ni geográficos, y cuyo único y exclusivo fin es la productividad y las ganancias, a costa de lo que sea y de quien sea. No tienen patria ni banderas conocidas, lo cual podría ser incluso bien interesante, si no fuera porque sí tienen un objetivo único y exclusivo: las ganancias. Son intrínsecamente perversas.






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep