Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2002 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Para hablar de Ética es imprescindible retomar las palabras de los grandes filósofos que, desde la Antigüedad, han estudiado e interpretado la conducta del hombre. Estos pensadores al principio centraron su atención en la naturaleza que los rodeaba, querían dar una explicación del Universo, pero pronto la enfocaron en su preocupación por el ser que vive sumido en ella, el hombre... De esta manera empezaba Fernando su clase y se dispuso a repartir unas cartulinas con bellas citas de filósofos griegos y latinos para que los alumnos las leyeran y dijeran lo que les decía a cada uno. Esta era su clase preferida porque los chicos prestaban atención y, al menos en su clase, decían cosas coherentes, que les hacía mucha falta.

Sócrates dice "No contemporices con aquellas ideas que sientes ajena o equivocadas. Enfréntate con tu propia inseguridad". El filósofo apuesta porque creamos en nosotros mismos y no hagamos lo que hacen los otros. Pero eso debe ser muy difícil porque si no te echan del grupo y no caes bien. –Argumentó muy bien Francisco. Epicuro defiende que "la palabra del filósofo no vale nada si ésta no remedia ningún sufrimiento del hombre. Porque así como no es útil la medicina si no suprime las enfermedades del cuerpo, así tampoco es útil la filosofía si no suprime los sufrimientos del alma." Pues creo yo que Epicuro habla del fin que debía tener la Filosofía para él, buscar el bienestar del hombre. –Explicó Carmen. Pues en mi cita dice Epicuro que "las apariencias no dan la felicidad". ¡Toma!, quién puede saber lo que hay detrás de los que vemos tan "guapos". –Juanelo interrumpió el orden porque su cita también era de Epicuro. Séneca afirma que "más vale reírse de la vida que lamentarse de ella". "Joder", que tío más pasota. Así debíamos a veces enfrentarnos a la vida porque lamentarnos no sirve de nada y entonces tenemos dos cosas entre manos, el lamentarnos y el problemón que te haya "caío". –Mientras decía esto, Marita explicaba la situación con los gestos de sus manos. Pues yo para empezar a leer no sé si decir que este tío dice, defiende o afirma, porque a mi parece que éstos ya no dicen, ni defienden ni afirman nada desde hace bastante siglos. Ya estas gentes hasta dejaron de plantar malvas.

Yo no entiendo nada, si no eran ni de esta era. ¿No deberíamos decir que tal dijo, defendió o afirmó?

Muy buena apreciación –puntualizó el profesor-. Pero estoy seguro de que has oído hablar en Lengua o Literatura del uso del presente histórico. Con él narramos hechos pasados actualizándolos en nuestra mente. Además los grandes pensadores de la humanidad han dado sus ideas sobre el hombre atemporal. Seguro que no podía imaginar Sócrates que, a principios del siglo XXI, íbamos a estar cada vez más seguros, ante tantísima información, de que "no sabemos nada". Ni Séneca que, después de tanto tiempo el ser humano no ha aprendido que "quien mira demasiado las cosas ajenas, no disfruta de las propias", o que "no es más pobre el que poco tiene sino el que mucha desea". El mensaje que podemos sacar de todo esto es que la esencia del hombre siempre será igual, sólo cambia el medio en el que vive. Sus consejos para alcanzar una vida más plena y feliz permanecerán siempre porque el hombre, al parecer, siempre vive equivocado y necesitará siempre de esas palabras que han traspasado y traspasarán los tiempos.






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep