Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2002 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Ramona Yanes
Figueras (Girona)



  


 


TIERRA MÍA


Ya soy viejo, tierra mía,
viejo soy como el olivo,
como el camino que hice,
como el roble, como el trigo.

Mi piel se tornó de estambre,
mis ojos quedaron tibios,
mis manos como la escarcha
de un Enero oscuro y frío.

Ya soy viejo, tierra mía,
viejo soy como el suspiro,
como versos que se pierden
o aquél amor que sentimos.

Me he posado en este banco,
que tiene color ocrino,
espero que pase el viento
y me roce como amigo.

Ya soy viejo, tierra mía,
soy viejo como el destino,
tan viejo como los llantos
que calaron mis sentidos.

La mirada gris y opaca,
los labios secos y fríos,
y las fuerzas agotadas
de los años que he vivido.

Ya soy viejo, tierra mía,
como una huella perdida,
un clavel abandonado,
sin color, sin alegría.

Y me miro con sorpresa,
en el río de mis desdichas,
y sólo encuentro el silencio,
silencio que no te avisa.

Ya soy viejo, tierra mía,
viejo como la esperanza,
como los naranjos agrios
o aquél árbol de mi casa.

Como la mar yo soy viejo,
viejo con tribulaciones,
con desgana y desencanto,
sin un barco de ilusiones.

Ya soy viejo, tierra mía,
viejo soy como un olvido,
como los sueños que tuve,
como un camino perdido.

Ya llegó la edad temida,
en que las flores no nacen,
la tierra no tiene savia,
en la maceta vencida.

Ya soy viejo, tierra mía,
Fuiste cuna de esperanzas,
de cielos netos de nubes
y de días de añoranzas.

Tengo tan cerca de mí
ésta soledad que ata
con sus gruesos eslabones
unidos por la nostalgia.

Ya soy viejo, tierra mía,
lástima que todo acaba,
las rosas, no son las rosas,
ni la esperanza, esperanza.

Ya soy viejo, tierra mía,
lástima de mis encantos,
que se fueron con tu aroma
cuando tu amor me robaron.

Ahora, paseo mi pena,
por la calle que pisamos,
aguantándome las lágrimas
que se me van desbordando.

Ya soy viejo, tierra mía,
viejo soy, que mal presagio,
en mis cabellos la plata,
en mis ojos el cansancio.

Y se borrarán los cielos,
de mi mente que ahora guardo,
con ventanas de esperanzas
y naranjos perfumados.











volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep