Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2003 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Según leo, fumar es una opción que cada individuo puede tomar libremente... y, al seguir leyendo, me quedo con una cifra: 45.000. Ese es, exactamente, y olé por las estadísticas, el número de personas fallecidas en España, el pasado año, por culpa del tabaco. Y, dejando de leer, cavilo: Pues menos mal. ¿Qué sería de nuestro país si no muriese nadie o, mejor dicho, que lo hicieran sólo unos poquitos cada año?

Yo me imagino que si no fumo viviré unos... ¿veinte años más? Y esos veinte años, por pura lógica, serán los últimos, esos en los que ya me habré convertido en un viejito dulce y tierno rodeado de nietos que alborotarán mi hogar. Un viejito lleno de achaques que me obligarán a acudir, constantemente, a los Centros de Salud, a los médicos de guardia, a las farmacias bien provisto de varias recetas para que me dispensen medicamentos, no siempre efectivos, pero a un precio reducido. Y hago cálculos inexactos, y me digo que el costo que provocaré al Estado será elevadísimo teniendo en cuenta una buena pensión, pues para ello habría cotizado mucho y mucho tiempo, una asistencia sanitaria permanente y continua, los medicamentos, de consumo imprevisible y, entre ellos, incuantificables cantidades de botellas de oxígeno. Luego hago una suma y multiplico por los 45.000 muertos anuales que no hubiesen muerto y el resultante es una cifra astronómica. Si venimos oyendo y diciendo que muy pronto no podrán pagarse las pensiones y que la Seguridad Social está en bancarrota, yo quiero poner mi granito de arena para ayudar a un menor gasto público y propongo que los sabios de Europa, que son quienes prohíben la publicidad y ponen un sinfín de cortapisas a los fumadores, se planteen nuevos enfoques presupuestarios y miren si no sería más económico subvencionar a los fumadores asignándoles algunas cantidades mensuales para la compra de sus pitillos y de esta forma, además de mantener los ingresos por la venta del tabaco, les estaría echando una mano a fin de que alcanzasen una pronta y solidaria muerte. Seguro que las cuentas del Estado se cuadrarían mejor y las gentes no me mirarían mal cuando enciendo un cigarrillo, pues sabrían que, al fumar, estoy cotizando para ellos.





 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep