Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2003 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Internet, la celebérrima World Wide Web o red de redes, es, para todos en general y muy especialmente para los que se van incorporando forzados por la inercia de los tiempos, un mundo nuevo y distinto a todo lo anteriormente conocido, una sucesión de horizontes jamás imaginados mostrándose ante nuestra vista en una mágica ventana, o, aún sin caer en el venial pecado de las exageraciones, una cuasi infinita prolongación de la tercera dimensión de las cosas que, sin movernos de nuestra casa, cómodamente sentados en nuestro sillón preferido y mediante unos simples golpes de teclado o ratón, nos ofrece y pone a nuestro alcance una inmensidad de posibilidades en cuanto a información, ocio y distracciones y multitud de recursos capaces de facilitarnos el trabajo diario o las comunicaciones con los amigos.

Pero, no se confíe en extremo, porque Internet también tiene sus peligros. Muy principalmente, para los menores y para los que, recién llegados y faltos de toda experiencia, llegan al mundo virtual creyendo que llegan al reino de los ángeles.

De los muchos peligros, si de menores se trata, podemos destacar el de que nuestro hijo o hija conozca, a través del Chat, IRC o algún otro sistema de comunicación instantánea, a personas de dudosa reputación que pueden engañarlos y manipularlos para conseguir encuentros u otros objetivos. Recuerden el reciente caso de la pequeña británica de 12 años que se fugó con un marine de 31 u otros casos de menores involucrados por pederastas en sus sucios negocios.

Otro peligro muy a tener en cuenta -por cuanto nos puede pegar un buen tajo en nuestras economías- es el de los dialers (programa de conexión a un determinado número, generalmente 906) que se le instalan en su equipo automáticamente al visitar ciertas páginas de la red. Estos dialers, a pesar de que se le instalan sin su consentimiento, generalmente no acceden a la conexión sin solicitar su permiso. Suelen instalarle un llamativo (o disimulado y engañoso) icono en su escritorio y otro en la parte derecha de la barra de tareas (la barra inferior en Windows). Y ocurre que el nene o la nena -o el incauto papá- hace clic en ellos y se llevan dos horas conectados -sin saberlo- a un 906 que le está cobrando alrededor de 1 euro (IVA aparte) por minuto. 

Estos iconos suelen llevar la opción de eliminarlos y, como ya he dicho, no se conectan a menos que haga clic en ellos, pero, ¡ojo!, no todos son así: los hay que no sólo se le instalan solos y le manipulan el Registro y el firewall, sino que se conectan solitos cada vez que Vd. enciende el ordenador. Y aún más: ciertas webs, por lo general páginas que ofrecen bromas o juegos (y no sólo en las páginas para adultos), nada más entra Vd. en ellas, en tanto le distraen con la carga de la misma, le desconectan de la conexión de su proveedor y le conectan a su numerito 906 sin decirle ni esta boca es mía. Vd. sólo lo sabrá cuando llegue la facturita de Telefónica con algunos ceros añadidos a la cantidad habitual. Naturalmente, esto es un delito punible y denunciable, pero, ande, métase en demostrar cuál era la web de marras y que todo ocurrió sin su consentimiento. Lo tendrá crudo.

Así, pues, mucho cuidado con la páginas de bromas que visita (no todas lo hacen) y con cualesquiera otras webs que no le ofrezcan un mínimo de confianza.

Además de lo reseñado, podemos advertirle de otras muchas triquiñuelas usadas por los muchos hackers y ladronzuelos que pululan por la red. Generalmente, los que le instalan un troyano en su equipo y le roban claves y contraseñas, y, mucho más peligroso, los números de la tarjeta de crédito que usa para abonar ciertas compras. De ahí la necesidad de disponer de un buen antivirus y un firewall que, además, estén perfectamente configurados. 

De todo ello hablaremos algo más extensamente en una próxima entrega.







 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep