Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2003 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Desde años inmemorable los ángeles, en casi todas las culturas, han sido mensajeros divinos y fuente de inspiración. Emergen de un pasado difuso y lejano y por ello queremos saber más profundamente sobre sus poderes y sus virtudes. A los ángeles los imaginamos como seres celestiales, y por añadidura ligeros, veloces... y por eso es que el primer paso para conectarse con ellos se llame Cimentación.

Los Ángeles son seres inteligentes, capaces de sentir, aunque de manera diferente. Existen en una frecuencia vibratoria y levemente más sutil y etérea, lo que significa que no podemos percibirlos con los ojos y los oídos, pero ellos, sin embargo, ellos sí pueden percibirnos a nosotros.

La palabra ángel es el nombre genérico de un grupo colectivo de seres que pensamos son ciudadanos del espacio en un universo deshabitado. Solamente un número relativamente pequeño está relacionado con la humanidad y con nuestro planeta. 

Los Ángeles no tienen sexo, son andróginos, tienen tanto cualidades femeninas como masculinas además de sus características individuales, y poderes sobrenaturales, obran en nuestras almas en conjunción con la Mente Universal que nos proyecta a un mundo tridimensional que nos transforma.

Según la concepción judía, cristiana e islámica, son reconocidos como mensajeros entre el hombre y la divinidad. Las religiones monoteístas de Occidente han utilizado a los ángeles para ayudar a distinguir los espíritus malévolos de los demonios. En general las relaciones angélicas siempre son reconfortantes y venerables y lo podemos comprobar cerrando los ojos, aspirando lentamente, y podemos sentir -si estamos predispuestos- cómo nos transmiten un mensaje de paz y bienestar que reconforta.

Todos creemos tener un ángel de la guarda. Sobre todo cuando hemos salido indemnes de un accidente grave. Pensamos que nuestro ángel de la guarda nos estaba protegiendo.

En el Antiguo Testamento Jacob, nieto de Abraham, tuvo unos sueños con visitantes celestiales. Jacob con frecuencia veía en sus sueños una escalera que subían hasta el Cielo por la cual subían y bajaban los ángeles.

En el año 613 de la Era Cristiana el Arcángel Gabriel desempeñaba parte de la creación del Islán y comenzó a dictar el Corán al profeta Mahoma, una tarea que se prolongó hasta la muerte de Mahoma.

Durante años los ángeles estaban consagrados a mantener el equilibrio espiritual en el mundo de los humanos y querían evitar lo peor de todo lo que somos capaces.






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep