Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2004 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Para los romanos el año era de 365 días. Al tardar la Tierra poco más o menos 365 días y cuarto en hacer su revolución anual alrededor del Sol, las seis horas restantes habían producido, en el tiempo de julio César, una diferencia muy sensible entre las fechas vulgares y las revoluciones celestes.

Para regular esta diferencia, Julio César llamó a Roma a Sosígenes, astrónomo de Alejandría, quien hizo decidir que el año sería de 365 días tres veces consecutivas y la cuarta de 366. Este día se añadía al mes de febrero, que cada cuatro años debía tener 29 días en lugar de 28. En el calendario así constituido, llamado "calendario juliano", el día a intercalar venia a repetir el sexto día antes de las calendas de marzo, o sea, el 22 de febrero: llevaba entonces el nombre de bis sextos dies ante calendas Martii. A este año se le llamaba annus bissextilis, de donde procede año bisiesto.

La reforma gregoriana del calendario aportó, entre otras, la siguiente modificación del calendario juliano: son bisiestos los años cuya cifra representativa sea divisible por 4, a excepción de los seculares, los cuales sólo son bisiestos si son divisibles por cuatrocientos. Así, 1900 no será bisiesto, pero sí lo será el año 2000.


 
MÚSICA MATEMÁTICA

Las matemáticas, además de para otras muchas cosas, también sirven de estímulo para la creatividad. Sin ir más lejos, el genial músico Wolfgang Amadeus Mozart ideó un sistema musical que permitía «componer tantas contradanzas inglesas como se quisiera con dos dados, sin entender nada de música ni de composición».

Mozart compuso 176 compases diferentes basados en una corta melodía y acompañamiento, con dos descansos en los cuales, según la cifra sacada en los dados, se disponían los compases, uno junto a otro.

Un baile constaba de dos partes, cada una con ochos compases. Para cada compás existían 11 posibles variantes. Si se hace el cálculo, se obtiene el resultado de 1.116, es decir, 45.949.729.863.572.161 piezas musicales. 

Si se quisieran escuchar todas las danzas que son posibles con este juego de composición, y se calcularan cinco minutos por danza, este concierto de Mozart, hasta ahora nunca representado en su totalidad, duraría 437.000 millones de años. La edad de nuestro universo se estima en una edad de unos 18.000 ó 20.000 millones de años. 

Mozart pensaba, evidentemente, en otras dimensiones muy diferentes.





 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep