Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2004 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces


Rincón de la Poesía

Rosa Ramona Yanes
Figueras (Girona)



  


 


LIBERTAD

Estás cansado cómo una monotonía,
refugio de tus pesares es el vacío.
No dices nada, sólo observas por la ventana,
para alejar la parca que te acecha.
Para ser libre hay que ser cauto, asceta,
tal vez tuviste la libertad en tus manos,
pero fuiste la mayoría tus cadenas,
sin darte cuenta que la vida es engaño.

Cuantos hombres en sus ríos reflejan,
tantas lunas pardas y quimeras,
las miserias humanas que navegan,
por ese mar que todo lo contempla.

Sé fuerza, ímpetu, dureza, amor nobleza,
todo se puede unir si lo dicta la razón.
El corazón aparte va por su camino,
llorando o riendo, triste o deprimido.

¡OH…¡ Dios¡ ¿cuándo el hombre se dará cuenta
de qué tiene el poder con límites?
Qué somos un barco a la deriva,
en una mar que espera siempre.

Estamos en un circo rodeados de leones,
Y en cualquier momento sus garras nos pueden
destrozar los sueños más hermosos.

Somos esclavos del tiempo que nos dice;
no con palabras, sino con hechos fulminantes,
que nos dejan la vida aniquilada
sin que podamos decir o sentir nada.

Los corazones cansados van siguiendo,
las rutas que les marcan sus destinos,
por ríos de lágrimas abajo,
bañando sus almas en lo endrino.

Serás otoño atrapado maldiciendo,
entre cientos de hojas putrefactas,
que huyen del viento huracanado
sin tener consuelo vespertino.

Rompe tus cadenas, amigo del alma,
huye, no sé a donde, pero hazlo,
no te quedes humillado en tu poca libertad,
sé tu mismo, el que siempre deseaste ser.

De niño correteabas por plazas y jardines,
rompiendo farolas a escondidas de mamá,
pero están tan marchitos los bríos,
tan apocados, tan poco juveniles son.

Piensa, pensar no supone gran esfuerzo,
mientras tengas el alma, es tu vida,
sé libre, cómo es el viento en su magnitud,
inquieto e indómito cómo las olas del mar,
ya sé que las fuerzas fallan a estas horas,
pero la ilusión es vida inagotable,
y mientras no se aparte de ti el halo,
seguirás viviendo en su mundo, tu mundo.

Lástima , ¡ OH… Dios¡ de ser y no ser,
de sentir y no sentir, de amar y no amar.
De los ojos cansados, de la piel rugosa,
pero existe la memoria para recordar,
porque ahí en ella está nuestro pasado,
lo que nos hace más feliz esta mañana,
tarde o noche a cualquier hora.

Y aunque por fuera estemos deteriorados,
aunque los ojos sin color nos lagrimeen,
y haya que sacar el pañuelo en un rincón
yerto de frío, porque es hora gélida,
y la soledad nos aceche tan fría
cómo las lágrimas de un pasado,
allí estarás con todos tus anhelos.

Pero sigue adelante campeón,
Sigue con la fuerza que da la emoción,
hoy, aún eres flor o árbol,
la angustia déjala para mañana.

Para tus adentros piensas que dejarás de ser,
que tu corazón cansado llega al final,
que tus huesos serán polvo
y tu carne podredumbre.

No temas, allí dónde todo es silencio,
tú cantarás a los ríos,
al mar, las flores los niños,
porque en el fondo eres eso, un niño,
que no mira su cuerpo, sólo su alma,
que sigue volando en sus noches.

Allí, no serás más esclavo,
ni pensarás en ser libre, ya lo eres,
tan libre cómo cuando recorrías
las plazas y jardines
rebosando de néctar y brío.

Serás libre, libre como el viento,
de tu boca no saldrá lamento ni
lágrima alguna volverá a nacer.

No mires la ventana,
está cerrada a cal y a canto,
mira en tu vida, ella te está esperando,
tiene una estrella que te irá alumbrando,
en el camino que has de recorrer.

Sueña, sigue soñando,
cuando lo hagas, tendrás libertad.











volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep