Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2004 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
¿Qué son dos meses? ¿Es mucho, o poco tiempo?

Pues todo depende. Para poder contestar debemos preguntarnos ¿En relación con qué?

Es poco si lo comparamos, por ejemplo, con la eternidad, pero es mucho si esa comparación se hace con un suspiro. Es poco si pretendemos construir un edificio, pero es suficiente para, de ese edificio, ver sus cimientos.

En política sucede algo así. Los cien días de, llamémosle, cortesía, no son suficientes para desarrollar una completa acción de estado, y menos aún sesenta, pero sí bastan para conocer las líneas maestras de un gobierno, unas líneas maestras que no siempre nos son mostradas, o al menos con toda claridad, a lo largo de las campañas electorales.

Esta vez sí. Marzo fue el mes de las tragedias y tras él, abril y mayo lo han sido del talante y la sonrisa. Un talante que comienza a oler a vacío y una sonrisa que se pierde en los pasillos de Europa y se difumina e las portadas de los periódicos.

Con dulce talante se da carpetazo a Leyes aprobadas por mayoría, y con una sonrisa (que recuerda a las hienas) se pierde la votación en el Senado. Con cordial talante se priva del agua a las Comunidades más necesitadas, y con una sonrisa se inunda a Cataluña, que da más votos. Con exquisito talante se negocia en Europa, y entre sonrisas (las de los europeos) se jode a nuestros agricultores. Con talante se proponen Agencias tributarias de distintos reglamentos, se prometen fronteras que separen nuestras tierras, se apoyan idiomas que dificultan el diálogo, se pretende rebajar el IVA de la cultura y, con una sonrisa, se da marcha atrás.

Unos hablan con talante y otros, con sonrisas, desmienten.

Ustedes, queridos lectores, seguro que tienen sus ideas muy claritas ¡Qué envidia! Yo no sé ni dónde estoy, ni dónde quedarme. Me consuelo pensando que mi voto, individualmente, no sirve para nada, uno entre veinte millones, y así llevo a mi conciencia hasta la más completa de las felicidades y me digo: tranquilo, tú no tienes la culpa, eres insignificante en los recuentos.

Otra cosa sería si me preguntasen ¿Le gustan los políticos de nuestro País? NOOOOOO, respondería yo y muy fuerte, para que me oyesen. Y si me preguntaran ¿Le gusta la forma que tienen de hacer política? NOOOOOOOO, volvería a responder, con igual tono de voz. ¿Qué eliminaría de nuestra democracia? Pues mire usted, sin haber tenido tiempo de pensar, se me ocurren algunas cosas: Los insultos lanzados desde las tribunas, las mentiras, la manipulación, el rencor, el odio, la revancha, el arribismo.

¡Ah! Casi se me olvida, quería dedicar un par de líneas al FORO de las culturas. Un FORO sin himnos ni banderas porque, según pretenden, es universal. JA, JA, JA, se me aflojan las tuercas de la risa porque eso se esgrime como eslogan en una comunidad de idioma único e impuesto, en una comunidad con dos clases de ciudadanos, en una comunidad de tripartitos abominables, en una comunidad, en fin, que dice no tener nada en común con las demás, y me entristezco porque es una comunidad en la que tengo grandes amigos aunque quizá sea porque, con ellos, nunca hablo de España.



 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep