Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2005 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Hace dos años tuve la oportunidad de viajar a España gracias a un golpe de suerte que algunos califican de merecido y otros de oportuno, y que yo no entro a categorizar para no ofender a mi golosa vanidad.

En mi corto periplo quise, además de estar en buena compañía (el premio me permitió llevar a mi esposa, y quiso la fortuna que pudiera encontrarme allí con algunos amigos), recorrer los sitios culturales que ofrecía la Madre Patria. Por supuesto, busqué lo andaluz y lo agitanado. En Colombia, el flamenco es sinónimo de España y era imperdonable regresar de allí sin ver algún espectáculo. Las restricciones de tiempo y dinero me alejaron de visitar la querida tierra que me acogió como escritor hace más de cinco años, y de paso saludar al grupo de personas que componen la revista Arena y Cal. Pude, eso sí, apreciar el cante y el baile en una acogedor sitio de Madrid, aún recuerdo el zapateado y el estilo festero que nos dejó impresionados por mucho rato. 

La vida trae oportunidades para el recuerdo y ahora el viaje pasado se me agolpa en el sentimiento al escuchar a María Rosa García García. Como lo vaticinaba su apellido, doble sorpresa me he llevado. Una amiga, propiciadora del obsequio, me dijo que debería escuchar a la Niña Pastori, una joven cantaora de flamenco y para ello me ha enviado su más reciente disco. Yo, simple aficionado, he esperado escuchar flamenco en la voz de una cantaora infantil y me he quedado con las ganas. 

No me dio mi amiga más pistas y por eso me he perdido. Pero ahora he investigado más acerca de Niña Pastori, debido a que su voz lleva cautivo a quien la escuche y no soy la excepción. El origen gaditano de la cantante me llevó a querer investigar más de la "Cañaílla"; pues, ya lo dije, conozco algunas personas de esas tierras y mares y quise imaginarme estar entre ellos, compartiendo unos momentos tan gratos como la amistad que me han brindado.

Su potencia conmueve, pasa una corriente por la piel hasta el estremecimiento. Quizás un presagio al imaginar una reunión de amigos en Cádiz, cantando a coro sus canciones y al calor del afecto que por allí me tienen. Entusiasmarse con personas de corazón franco y abierto, con gentes llenas de ideas que las persiguen hasta lograrlas, es una tarea fácil para quienes pretendemos ser agradecidos. Desde las imágenes que me trae esa canción, que me susurra la Niña Pastori, viene una invitación a conocer las personas que no sólo creen en lo que hacen, sino que lo sienten y transmiten. Las probabilidades de que se presente una segunda oportunidad se agotan entre mi formación como estadístico. Estamos hechos de sueños y quise compartir uno con mis lectores. Quizás algún día se cumpla. "Puede ser".







 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep