Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2005 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
sarahyray2Son nuestros diablillos en miniatura, desde que nacen manipulan nuestro afecto con sus sonrisas, sus olores, sus carantoñas, sus miradas. Cuando aprenden a decir adiós con la manita, o a tirar besitos, sentimos que moriríamos de felicidad; cuando son capaces de balbucear ma-má o pa-pá, seríamos capaces de renacer. Así fue concebido el mundo, así sucede en mil rincones del globo. Si esto sucede con los padres, qué dejamos para los hermanos mayores. Ya se sabe que hermano menor es, por definición, la persona que más amamos y más odiamos en el Universo.

Pero no es sólo a través de afectos y mimos que consiguen lo que quieren, están los suspiros, las "malas caras", los llantos -que pueden llegar a rabietas, su grado extremo-, gritos, insultos con palabras más o menos fuertes, cuyo significado siempre desconocen. Todavía recuerdo que a los cuatro años le dije a mi abuela "hija de mala madre". No sabía qué estaba diciendo, sencillamente repetí lo que escuché a una vecina decirle a su propia hija. Como la niña obedeció, pensé que si usaba la frase mágica, mi abuela me prestaría aquel adorno de porcelana que venía tan bien dentro de mi casita de bloques de madera. Mi abuela, sorprendida por aquella salida tan inesperada, se puso a llorar, y yo, todavía sin saber qué estaba pasando, me senté a llorar en sus piernas mientras le acariciaba los cabellos para consolarla.

sarahyrayEse día aprendí a no decir jamás una frase o palabra cuyo significado no alcanzara. Es algo que todavía aplico a lo que digo, a lo que escribo, a lo que pienso... pero mi hija Sarah aún no ha recibido una lección tan fuerte como la que tuve, al arrancar lágrimas de una de las personas que más quería en el mundo, y de vez en cuando deja caer lo que escucha como arma para demostrar su ira o lograr aquello que desea.

Mi hijo Ray se estaba preparando un batido de chocolate. Ella se paró a su lado y le pidió con sonrisa encantadora "que se lo regalara". Lógicamente, él no quiso, era su batido, el que venía saboreando desde que se acercaba a la cocina. En tono un poco menos cordial, le pidió "que se lo prestara". Como es algo que no puede ser prestado, el hermano le dijo que no.

- ¡Eres el pedazo de tonto más... -gritó en tono airado, pero al ver que el hermano colocaba un segundo absorbente (*) en su jarro, concluyó con el tono más dulce imaginable- ...lindo que he visto en mi vida!



* (Paja o pajita para sorber líquidos.)





(Curriculum y Datos de la autora)



 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep