Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2005 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Más peligroso que una bajada de azúcar para un hipoglucémico es una baja autocrítica para un artista, y entre los que empezamos a soñar con ser poetas suele ser costumbre. Yo la tuve, o la tengo (la baja autocrítica), aún no me entregan el diagnóstico. Los exámenes me los hicieron en el Seguro Social y sabemos que allí enredan todo. Espero tener primero los resultados de la prueba antes que la pensión que, como van las reformas laborales en Colombia, será póstuma.

Lo bueno es que ahora sé de la enfermedad. Es grave, la enfermedad, bueno, no saber que se tiene es más grave aún, pero esto último no es incurable, para eso están los amigos. Los verdaderos, los que dicen al pan, pan y al vino: venga. Los otros te meten en la ronda de Mambrú y te dejan en la guerra, en el círculo de las mutuas adulaciones.

De la enfermedad conozco ahora las limitaciones que trae; así aprendí a convivir con ella y a buscar su remedio. El tratamiento no afecta la autoestima pero sus efectos secundarios se notan en la pérdida de vanidad. Duele mientras se destruye la "calidad de vano", pero lo vano es inútil. Y nada mejor como perder esos kilos de más. El brebaje, un poco amargo, se basa en saber escuchar a quien tiene muchas cosas para decir. Me lo tomé de un sorbo cuando depuse el excesivo amor propio para entender la verdad, aunque ésta contrariaba mis caprichos.

Lo que es la adicción, buscando algo más fuerte me inscribí en el taller de poesía de la Biblioteca Pública Piloto; encontré a quien mejor sabe preparar el brebaje: Jaime Jaramillo Escobar (quien antes firmaba X-504). Experto él en cantar para que despertemos, y maestro en preparar la pócima; que también ofrece a los amigos en su domicilio, que bueno escucharle hablar. Yo, al remedio, lo prefiero en estado puro, por eso le pregunto y le pido comentarios acerca de mis escritos. Bueno es cuando a uno no le duele, pero mejor aún es saber donde está el problema que me aqueja. Y entre pasarse toda la vida dormido y sin dolor -aunque sea soñando- o pasarla despierto y dolorido, opto por esto último.

Cuestión de gustos. 







 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep