Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2005 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Sigamos un poco más por el camino de la propaganda, emprendido en mi última reflexión. Porque, ciertamente, el tema da para mucho y mucho es, por tanto, lo que podríamos continuar añadiendo.

Y, adentrados nuevamente por esta parcela, no quiero dejar de hacer referencia a una de las trampas mejor urdidas que plantea la propaganda. Me estoy refiriendo a una (en apariencia) inofensiva palabra. Una humilde, exacta y solapada palabra, nada más que una preposición, que aparece arteramente, muchas veces como colofón o inicio de una seductora oferta: DESDE.

Porque vemos folletos muy atrayentes, bellamente ilustrados, en los que se anuncian pisos... casi nada. Y luego te cuestan tres, o cuatro o cinco veces más.

Prosigo. Abrigos de señora, lujosos, magníficos, de la más ansiada piel, «desde». Luego te cuestan cerca de un millón. Y así siempre.

No hay cosa peor ni reclamo más falso que el que se anuncia con un inicial desde. Porque desde es un miniproyecto, birria y canijo, del piso, del abrigo, de la lavadora o del coche o de lo que queramos poner aquí.

¿No sería mejor decir hasta?

Porque, hasta que no se aumente mucho la cifra inicial, no se alcanza nada verdaderamente aceptable. Por ejemplo, te hacen ofertas de trajes elegantes, cómodos, cien por cien de pura lana virgen y todas las zalemas que se puedan añadir.. y cuando sales de los grandes almacenes llevas un estupendo traje. Pero, naturalmente, te ha costado casi setenta mil pesetas, muy lejos de las iniciales veintiuna mil.

Porque el desde se había vuelto a disparar. Y así, hasta el infinito.

Y dejémoslo ya, DESDE luego.








 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep