Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2005 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces




La niña llegó temprano ese día y, como de costumbre, cogió su caja de música y le dio cuerda, la colocó en la mesa y se echó a la cama a descansar un rato.

En la mesa se encontraba una lagartija, la cual, al oír la música, se acercó a la caja. Se hallaba absorta de sentir lo hermoso de la música.

raySe acercó más y acarició la madera, mientras sentía la armonía vibrar en sus patas. No se percató de que la caja se encontraba muy al borde y, al tocarla, ésta cayó. El impacto la hizo pedazos.

Por un segundo, mientras tocaba las paredes y sentía la melodía, experimentó algo para ella nuevo: el amor.

En el breve lapso del viaje de la caja por los aires, la lagartija se percató de que se encontraba parada en dos patas y se hallaba razonando. Caminó un paso en posición vertical y gritó, desde el fondo de su mente: “¡Soy humana, soy humana!”.

El estruendo de la caída de la caja despertó a la niña.

La lagartija la vio.

Al instante se colocó nuevamente en cuatro patas y, como toda buena lagartija, se escabulló por la pared hacia su agujero.





 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep