Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2006 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces

Y vino la luz.

Se habían dormido los unicornios luego del bostezo de las sombras. La niebla atrapaba el verde de la tarde, y sólo los gemidos de las urracas presagiaban una noche en la que se perderían las miradas.

Pude verte aupada en transparencias de luna.

Tus ojos ya no reflejaban el pudor de la sangre. Tus manos eran sarmientos enraizados en el azul dormido de la arena virgen. Tus labios sonreían distancias cercanas. Tu piel reclamaba caricias de pájaros heridos. Tu cabello, guirnaldas de surfinias rojas recelando besos.

Fue entonces cuando retumbaron los clarines del miedo, y la música ahogó los suspiros de la nostalgia: entonces se abrió el barro espeso y los condenados del olvido volvieron a renacer al sabor de la vida.

Y se tornó resplandor la sombra, y canción de verano los nubarrones cargados de lluvia.

Diluvió soles y luces mientras te perdías en mis sueños.






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep


Aviso legal | Política de privacidad | Condiciones del servicio | Home