Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2006 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
Antes de ser Premio de Poesía Ciega de Manzanares 2004, este libro fue finalista del Premio Ciudad de San Fernando de Poetas Andaluces, dos años antes. 

Los sitios y los dones es un poemario compuesto por versos endecasílabos, heptasílabos y libres, todos blancos. Entre tantos libros que se premian y publican con ínfulas de rupturismo y anhelos desmedidos de novedad, éste es un proyecto de lenguaje que captura desde el principio al lector por lo que Daniel Devoto llamaría “extrañamiento”, y que consiste en que el que lee se siente “extrañado” semánticamente ante un lenguaje que no le pasa desapercibido. 

En este libro aparece madurado ya ese proyecto de despegue del lenguaje literario al uso. Pero esta intención no es nueva en Bermejo, sino que ya está esbozada en Silencios que contarte, amplio despliegue de poesía surrealista con trazos de evidente brillantez. Hay antecedentes todavía más lejanos como los que nos ofrecen Hégira nocturna y Erosfobia.

Sin embargo, el toque surrealista de estos libros no se desvanecen en la nada, sino que dan un atisbo de la capacidad del autor para aumentar sus potencialidades líricas y conseguir un colorismo que toca el techo de lo onírico.

En Los sitios y los dones se dan la mano el fondo temático (que en los libros mencionados no tienen gran presencia) y la aptitud de expresividad. Hay poemas en los que ambos componentes quedan en tablas y entonces el texto alcanza una grata relevancia, como en “Secuelas”: ”Estas son mis reliquias, ceremoniosos pecios / que a la deriva evocan un puerto evanescente. / En todas mis mudanzas habré perdido algunas. / Otras quizá cayeron del atestado carro / del vivir, campo a través por emociones nuevas. / Las menos permanecen, en vano ya insidiosas, / como el ajuar que lleva un guerrero a su muerte”.

No obstante, el poeta puede intensificar estos procedimientos y situar su poema en un nivel de expresivismo mucho más complicado, como en el poema “Hontanar del deseo”, espécimen de ese anhelo del poeta por trascender la poesía al uso y fijar un listón de ejercicio literario superior con la alianza metafórica (abundante en toda la obra de Bermejo).

Nos congratulamos con la reseña de este libro que deberían leer todos los poetas y aspirantes a serlo.






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep


Aviso legal | Política de privacidad | Condiciones del servicio | Home