Página anterior. Volver Portada gral. Staff Números anteriores Índice total 2006 ¿Qué es Arena y Cal? Suscripción Enlaces
II. “¿INVEROSÍMIL?”

Segunda breve reflexión irreflexiva. Ahora paso a un coqueto jardincillo, muy reducido, pero amable y grato, de una céntrica arteria de Valencia capital. Hay allí en amable conversación, un hombre normal, como tantos otros, que está haciendo alarde de oratoria y desgranando palabras con poco sentido y no mucha sensatez, ante una mujer joven (unos veinte o veintidós años), atractiva y, lo que más aprecia él, que da muestras de estar escuchando con interés y atención lo que le cuentan.

El hombre crece y se esponja en el apogeo de su discurso. Está comentando que otro hombre trataba de convencerlo de no sé qué (no me enteré bien) que él no aceptaba; que rechazaba, primero, con firmeza y que, luego, en una postura irónica, despectiva casi, acabó por fustigarlo con su manifiesto alejamiento final, con su indiferencia más visible e hiriente. Para ello, demostró su dominio expresivo con esta salida de tono:

- “Ante su insistencia, yo no hice ni caso y me mostré INVEROSÍMIL”.

Caramba, qué modo de negar más difícil: por decir “indiferente” y para indicar su engreído subir de hombros, no tuvo más remedio que mostrarse “inverosímil”, es decir que no creía las verdades que el otro exponía o, quizá, mejor, que no concedía ninguna importancia a las palabras de su interlocutor.

Aquí tenemos otro ejemplo de un disparate producto de otro pavoneo absurdo por el idioma, en lugar de hablar lisa y llanamente.

Pero debo reconocer que el buen hombre se quedó la mar de satisfecho con su salida de cauce, que para él fue un logro espectacular.






 

volver  arriba

Pulse la tecla F11 para ver a pantalla completa

contador

BIOGRAFÍAS | CULTURALIA | CITAS CÉLEBRES | plumas selectas

sep


Aviso legal | Política de privacidad | Condiciones del servicio | Home